miércoles, 27 de noviembre de 2013

Nos aburrió



Hace ya muchos años, fui actor. 
Mejor dicho, titiritero.

Digo hace muchos años, pero creo que nunca he dejado de serlo.

Incluso llegué a participar en alguna serie televisiva de éxito.
Hacía mucho que no recordaba aquellos tiempos.

Teatro divergente, Educación divergente.
¡Que tiempos!

Ayer recordaba todo aquello, mientras veía las declaraciones y la mirada desde la atalaya de Soraya (¡anda, rima!), perdonándole la vida a los periodistas; las estupideces de Pons tratando de convencer a un público entregado de que lo normal es ser un delincuente.
El PP y sus dirigentes son 'tan honrados como todos'

¿Y debemos aceptar que eso es la generalidad?. ¿Todos tenemos algo de delincuentes?

Yo no soy como Fabra. No soy como usted, señor Pons.

Tal vez no seré objetivo, seguro, nadie lo puede ser. Pero al menos, soy honrado. Yo, si soy honrado.

No, no somos como Todos


Recordaba mis tiempos de farándula, de oropeles y luces. En especial, una obra, El Gigante de Luis Matilla. Una obra infantil, llena de canciones.
Una de ellas, Ellos, que nosotros hacíamos a ritmo de tango, decía:
...esa es su canción, la repiten tanto, que nos aburrió
Más cultura, más educación. Lo suyo, nos avergüenza y nos aburre.
Animo y suerte.





No hay comentarios:

Publicar un comentario