martes, 4 de noviembre de 2014

Esperanzas, utopías y casas de papel

Esta claro. Hay que acabar con todo.  Volver al principio, al origen.

Construir una nueva sociedad entre mensajes populistas, desesperanza y corrupción; no es fácil.

¿Como diferenciar el quiero, del puedo?
¿Vivir de la utopía?


Podemos subir al Everest, a la pata coja
Podemos tener una renta básica Universal
Podemos acabar con el hambre
Podemos nacionalizar las empresas estratégicas
Podemos tocar el cielo
Podemos auditar la deuda pública
Podemos oler las nubes
Podemos crear presupuestos municipales colaborativos
Podemos volar


Podemos parar las privatizaciones en la Sanidad y hacer retornar a la sanidad pública los centros privatizados
Podemos vivir bajo el mar
Podemos despenalizar la ocupación de viviendas vacías
Podemos viajar en el tiempo
Podemos tener una reforma educativa de carácter asambleario
Podemos encontrar a Wally

Podemos jubilarnos a los 60
Podemos galopar y galopar, hasta enterrarlos en el mar
Podemos poner impuestos a las grandes fortunas
Podemos tomar café en Narnia
Podemos aumentar el salario mínimo y fijar un salario máximo


Creo que las cosas imposibles se pueden conseguir, que los besos con los ojos cerrados son los únicos que cuentan, que las heridas no siempre cierran, y que todo el mundo se enamora alguna vez. Creo que quien te quiere se queda, que tiene más cuenta buscar a alguien que limitarse a esperarle, y que si no luchas por esa persona luego no puedes ir llorando por los rincones. Creo que nos empeñamos en hacer las cosas más difíciles de lo que son. Creo que un mundo mejor es posible, y sobre todo creo en las personas que luchan para conseguirlo. Creo que después de llorar siempre hay quién te saca una sonrisa. Creo que hay que disfrutar del ahora. Creo en el destino, y creo que nosotros mismos lo elegimos. (J. Cortázar)
¿Y si después resulta que no podemos?
¿Y si no hay nadie más?
¿Que nos quedará? ¿Nuestra casita de papel?
Animo y suerte


Encima las montañas tengo un nido
que nunca ha visto nadie como es,
está tan cerca el cielo que parece
que ha sido construida dentro de él.

Encima las montañas viviremos
el día que tú aprendas a querer,
y así podrás saber como es el cielo,
viviendo en mi casita de papel.

Que felices seremos los dos
y que dulces los besos serán.

Pasaremos la noche en la luna,
viviendo en mi casita de papel.


De papel, de papel,

2 comentarios:

  1. He ampliado mi postrera web con secciones diversas, hurra. Total, si te cansa o aburre leer, pues NO persigas mi magia escribana y chao. Pero si mola, ojea este jarabe deletreado apto para mentes curiosas.

    https://conociendoapaskselva.wordpress.com/
    .
    ¡¡¡VIVE LIBRE ESTA PUTA VIDA PUES SÓLO HAY 1!!!

    ResponderEliminar
  2. He ampliado mi postrera web con secciones diversas, hurra. Total, si te cansa o aburre leer, pues NO persigas mi magia escribana y chao. Pero si mola, ojea este jarabe deletreado apto para mentes curiosas.

    https://conociendoapaskselva.wordpress.com/
    .
    ¡¡¡VIVE LIBRE ESTA PUTA VIDA PUES SÓLO HAY 1!!!

    ResponderEliminar