martes, 23 de septiembre de 2014

El tenía un mandato


Estimado Alberto:

Tu jamás sabrás que significa que exista una copia adicional del cromosoma 21. 
A ti, te daba igual. Tenías un "mandato".
Tu nunca sabrás lo que es una violación. El "mandato", era lo que importaba.
Tu nunca entenderás que es el derecho a decidir.
Las pintadas en tu puerta... daban igual. Tenías un "mandato".
Las manifestaciones, incluso tus amigos, vecinos, familiares. 
Daba igual que te llamaran "ministril", rey de la vida y la muerte, patrón de la ignorancia. Seguías adelante, como un visionario de la fe, de la verdad, de la única verdad, la tuya.
No, no me creo a Mariano. Esto es solo, un descanso. 
Recortar, coartar, reducir la libertad..
Hoy Mara, Blanca... y tantas otras mujeres, te despiden y te ponen un puente de plata.
Vete, vete lejos de aquí.


Seguramente, alguna gran empresa, te estará esperando. 
Contactos, contratos, posiciones de poder... Pero lo que has hecho, la historia lo recordará.


Mara, Blanca... y tantas otras mujeres, pueden seguir decidiendo... Si... porque tu, te vas.
Protestar es un derecho, reprimir, es un delito.
No bajaremos la guardia. Vendrán otros que querrán decidir por nosotros.
Hoy, creo en Dios.
Aprieta, pero no ahoga. 
Adiós, Alberto, por siempre, adiós. Que te vaya, bonito.

Animo y suerte

1 comentario:

  1. Hoy tb creo en Dios.
    Pero estaremos al loro...por si vuelven

    ResponderEliminar