sábado, 4 de diciembre de 2021

El elefante encadenado

 


A veces la vida es caprichosa y te hace recorrer caminos ya andados. Puede ser un recorrido literal o a través del recuerdo.
La memoria, la creación de esos recuerdos, nos produce sensaciones reales, pero que con el paso del tiempo pueden rodearse de idealizaciones, errores y frustraciones. Científicamente se ha demostrado que pueden existir recuerdos «verdaderos» y «falsos». ¿Nos engaña la memoria? ¿Nos engañamos?
Pero, como decía, la vida puede llevarte a bucear entre esas sensaciones y generar preguntas que se quedan ahí como la mancha de las picotas. No hay jabón ni olvido que las elimine.
¿Cuál fue el motivo para que dijera, no? ¿Cuál fue el motivo por el que no supe entender?
¿Qué hubiera ocurrido si en vez de tomar el camino de la derecha hubiera tomado el de baldosas amarillas? ¿Porqué lo hizo? ¿Porqué lo hice?
Al igual que el elefante, que desde pequeño está atado a una estaca que no puede mover, y con el paso del tiempo se acostumbra, se convence, de la imposibilidad de moverla bloqueando su libertad, aun disponiendo de fuerza y tamaño suficiente para escapar; así escribimos nuestras preguntas y nuestras dudas en la memoria.
Pasa el tiempo. De vez en cuando, recibes noticias, nuevos datos, pero la estaca está ahí y las dichosas manchas, también.
Todos tenemos estacas invisibles que nos atan a personas, a lugares.
Todos tenemos manchas que nos acompañan. Manchas y estacas que con el tiempo, dejan heridas y cicatrices.
Y de pronto, llega el día de las respuestas.
Por pura casualidad, puedes escribir:
- Hola. ¿Qué tal?. Espero que todo te vaya bien. Un saludo.🙂
Un número de teléfono, otro de vuelta.
Una larga conversación.
Si, algo nos faltó por decir, por hacer, por aceptar o por negar.
Ayer, cuarenta años más tarde, volaron las estacas, desaparecieron las manchas.
Que fácil. Una llamada.
Gracias M.
Animo y suerte.

miércoles, 1 de diciembre de 2021

Golden Gate



Billie susurra su 𝐄𝐯𝐞𝐫𝐲𝐭𝐡𝐢𝐧𝐠 𝐈 𝐰𝐚𝐧𝐭𝐞𝐝.
𝖨 𝗁𝖺𝖽 𝖺 𝖽𝗋𝖾𝖺𝗆
𝖨 𝗀𝗈𝗍 𝖾𝗏𝖾𝗋𝗒𝗍𝗁𝗂𝗇𝗀 𝖨 𝗐𝖺𝗇𝗍𝖾𝖽
𝖡𝗎𝗍 𝗐𝗁𝖾𝗇 𝖨 𝗐𝖺𝗄𝖾 𝗎𝗉
𝖨 𝗌𝖾𝖾 𝗒𝗈𝗎 𝗐𝗂𝗍𝗁 𝗆𝖾
Seguro que, ahora mismo, hay alguien tras una ventana con la luz apagada. Al otro lado estará nevando, lloviendo, o simplemente será noche oscura.
Seguro que ahora mismo, alguien desaparece, se olvida, ya no existe. Y esa persona, la desaparecida, no es consciente. No lo sabe, no sentirá ni un roce, pero ya no existirá.
Al otro lado estará la duda, la sorpresa, una incógnita. El olvido.
Seguro que, ahora mismo, alguien da un sorbo a su café, o a una taza de té buscando la paz, el descanso. O todo lo contrario. Busca ser unos ojos observando en la oscuridad, tras una ventana con la luz apagada, después de una larga madrugada borrando imágenes, lugares, heridas.
Seguro que, ahora mismo, alguien buscará una chaqueta, algo de abrigo, extenderá sus alas y saltará desde el puente, como Billie.
𝖳𝗈 𝖺𝗇𝗒𝗈𝗇𝖾 𝗐𝗁𝗈 𝗆𝗂𝗀𝗁𝗍 𝖼𝖺𝗋𝖾
𝖳𝗁𝗈𝗎𝗀𝗁𝗍 𝖨 𝖼𝗈𝗎𝗅𝖽 𝖿𝗅𝗒
-𝖥𝗅𝗒-
𝖲𝗈 𝖨 𝗌𝗍𝖾𝗉𝗉𝖾𝖽 𝗈𝖿𝖿 𝗍𝗁𝖾 𝖦𝗈𝗅𝖽𝖾𝗇
𝖭𝗈𝖻𝗈𝖽𝗒 𝖼𝗋𝗂𝖾𝖽
-𝖢𝗋𝗂𝖾𝖽, 𝖼𝗋𝗂𝖾𝖽, 𝖼𝗋𝗂𝖾𝖽, 𝖼𝗋𝗂𝖾𝖽-
Sentirse más ligero, borrando la culpa, te hace creer que puedes volar.
Seguro que, ahora mismo, alguien vuela en esa oscuridad saltando desde el puente.
Animo y suerte.

domingo, 28 de noviembre de 2021

Hoy, tomamos té



He salido a la terraza a tender una sábanas y se me han quedado los dedos helados. Hay sol, pero la temperatura araña los 2 grados.
En Ítaca llegan a 6, y en el Mediterráneo, con el cielo nublado, alcanzan los 8 grados.
Escucho 𝘼𝙢𝙖𝙣𝙚𝙘𝙚𝙧 (Alizzz y Rigoberta Bandini).

Tengo una libreta en la que anoto aquellos temas, frases o sensaciones de las que quiero escribir.
𝐓𝐞𝐧𝐠𝐨 𝐥𝐚 𝐬𝐞𝐧𝐬𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐝𝐞 𝐪𝐮𝐞 𝐡𝐚𝐲 𝐚𝐥𝐠𝐨 𝐢𝐧𝐟𝐢𝐧𝐢𝐭𝐨 𝐞𝐧𝐭𝐫𝐞 𝐭𝐮 𝐲 𝐲𝐨
Esa, es una de ellas.
Anoto algún comentario escuchado en las noticias o en la televisión.
¿Otro café? No. Hoy llevo más de la cuenta.
He sacado unas lubinas. Son pequeñas, las haré al horno. Unos ajos, pimentón.
Judía verde, pimientos rojos. Ajo. Aliento de dragón (Itzi Campos ).
Tengo también anotada alguna conversación con Mario. Un jovenzuelo espigado y de abundante melena rizada. Es compañero de rehabilitación. Los dos tenemos la muñeca fuera de juego.
Dolencias de la edad, ambos. La suya, inconsciencia, lanzándose con un monopatín por donde no hubiera debido. Yo, la artritis y la artrosis no ayudan cuando tropiezas y caes, en un trote cochinero desaconsejado a mi edad.
Alguna reflexión, sobre las evidencias de la verdad. Vacunas, negacionistas.
𝐐𝐮𝐞 𝐧𝐨 𝐡𝐚𝐲𝐚 𝐞𝐯𝐢𝐝𝐞𝐧𝐜𝐢𝐚 𝐝𝐞 𝐚𝐥𝐠𝐨, 𝐧𝐨 𝐪𝐮𝐢𝐞𝐫𝐞 𝐝𝐞𝐜𝐢𝐫 𝐪𝐮𝐞 𝐧𝐨 𝐬𝐞𝐚 𝐯𝐞𝐫𝐝𝐚𝐝.
La canción sigue sonando y miro al cielo.
𝐓𝐞𝐧𝐠𝐨 𝐥𝐚 𝐬𝐞𝐧𝐬𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧
𝐓𝐨𝐝𝐨 𝐭𝐢𝐞𝐧𝐞 𝐬𝐞𝐧𝐭𝐢𝐝𝐨 𝐚𝐮𝐧𝐪𝐮𝐞 𝐩𝐮𝐞𝐝𝐞 𝐪𝐮𝐞 𝐦𝐚𝐧̃𝐚𝐧𝐚 𝐧𝐨
Los hojaldres, ayer, salieron ricos y de la tarta de mango y yogurt no quedó nada. Haré otra. Blanki quería probarla.
Repaso la agenda. Rehabilitación, trabajo, llamadas, cena de despedida.
Semana complicada. Me la he complicado yo solo, si.
Trabajo. Alguna cena más. Hablar con los del banco y hacia Ítaca.
Entra un mensaje firmado por R. recordándome que la muerte no se acaba nunca.
Miro el tatuaje en la parte interior de la muñeca "buena" (la izquierda). Memento vivere.
Y no puedo evitar anotar en mi libreta, la frase completa.
𝐌𝐞𝐦𝐞𝐧𝐭𝐨 𝐦𝐨𝐫𝐢 𝐦𝐞𝐦𝐞𝐧𝐭𝐨 𝐯𝐢𝐯𝐞𝐫𝐞
Me voy a preparar un té, y a por la tarta.
𝐂𝐚𝐧𝐬𝐚𝐝𝐨𝐬 𝐝𝐞 𝐡𝐚𝐛𝐥𝐚𝐫. 𝐍𝐢 𝐥𝐚𝐬 𝐦𝐢𝐫𝐚𝐝𝐚𝐬 𝐧𝐨𝐬 𝐬𝐢𝐫𝐯𝐞𝐧.
Animo y suerte.

*Un fuerte abrazo, R.
𝘼𝙢𝙖𝙣𝙚𝙘𝙚𝙧 (Alizzz y Rigoberta Bandini):

sábado, 20 de noviembre de 2021

Ataraxia



Hoy, he leído las noticias.
Hacía ya unos días que, aun leyéndolas, no lo hacía con profundidad.
Por cada una de esas noticias me vienen a la cabeza comentarios, valoraciones, mezcla de desesperación y tristeza, que me llevan a la indiferencia para sentirme mejor.
Me miento, me engaño. Nada me es indiferente, aunque confirmo haber perdido la pasión.
Esa pasión, me lleva a la intolerancia, a la rabia, al desprecio. Vuelvo a la evasión.
Solo Ítaca me reconforta.
En nada, vuelta al camino. El plan sigue en marcha, no será fácil, incluso puede que deba asumir alguna derrota.
El confinamiento, las restricciones, otra vez. Quienes hablaban de limitaciones de libertad, ahora solicitan drásticas soluciones para, algo irresoluble, nuestra estupidez.
Nadie quiere ser "el malo". Nadie quiere poner trabas a la inconsciencia.
¿Recuerdas aquello de "vieja normalidad"?
Ayer nos preocupaba el precio de la luz. Hoy, tiene el mismo interés que la tasa de incidencia del #putovirus.
El volcán revive, mientras vemos las imágenes cenando o comenzando la siesta y la noticia pasa a páginas interiores. "No te olvides de Haití", decía Forges.
EEUU deporta niños latinoamericanos a Haití. Si, como lo oyes. Después del asesinato de su Presidente, de un terremoto, de una tormenta tropical, Haití pasa por una nueva crisis. Las pandillas tienen el control de casi la mitad de la capital.
La polarización vuele a los titulares. La incertidumbre, ese gran "fantasma" que nos salvaba de dar respuesta al día a día (¿Cuándo hubo certidumbre de algo?) ha sido arrinconada.
Vamos a por la tercera dosis.
Los no vacunados son el enemigo. Todo tiene tufo autoritario.
La tasa de vacunación. Otro número que marca el día a día.
Mientras, la Megaprincesa Isabel Natividad de España, en la Asamblea de Madrid, al ser interpelada sobre los muertos en las residencias durante la pandemia, contesta así:
"De verdad… Hasta luego. Da igual… paso"
No tengo buen día, no.
De verdad... Hasta luego. Da igual... paso. ¿Será ataraxia?
Animo y suerte.
¿𝐓𝐮 𝐥𝐞𝐞𝐬?
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 (Ya disponible 2ª edición)
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (14,25 €)
𝗣𝗮𝗰𝗸
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 + 𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀+ 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼 𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (25 €)
Puedes contactar conmigo y realizar la compra por BIZUM o transferencia o en la web.

jueves, 18 de noviembre de 2021

2019, el solitario



Si. Revisando textos, veo que 2019 se quedó solo. En 𝟏𝟎𝟎 𝐜𝐚𝐟𝐞́𝐬 𝐲 𝟐𝟎𝟎𝟎 𝐩𝐚𝐫𝐚𝐜𝐞𝐭𝐚𝐦𝐨𝐥𝐞𝐬 se recogía una selección de 100 textos, escritos entre 2013 y 2018.
Al publicar 𝟏𝟎𝟎 𝐜𝐚𝐟𝐞́𝐬 𝐦𝐚́𝐬 𝐜𝐨𝐧 𝐮𝐧 𝐩𝐮𝐭𝐨 𝐯𝐢𝐫𝐮𝐬, casi todo el año 2020 formó parte del libro.
Pero, ¿y 2019?
Ahí estaba el pobre, sin pena ni gloria. Arrinconado por los acontecimientos. No tenía sentido hablar de él, ni de lo que ocurrió durante aquellos 365 días. El #putovirus se lo comió todo.
Más de 230 textos, amaneceres, cafés y si, también paracetamoles, que nadie recordará.
Conforme voy leyendo los textos de aquel año, me doy cuenta de que lo empecé de buen rollo, intentando buscar el lado amable a casi todo, aunque la "crispación" ese otro virus que nos acompaña, ya estaba ahí.
Algo habrá que hacer con el pobre 2019, eclipsado por una pandemia. Desaparecido entre aplausos y cacerolas.
No podemos renegar de él.
Fue el año del abrazo, de las elecciones sin cesar. La exhumación del dictador. Griñan y su condena, la infanta de naranja ejerce de Princesa de Asturias, inundaciones, la cumbre del clima, el pozo de Julen, la quiebra de Thomas Cook, los menas, la sentencia del procés.
Rosalía, la investidura de Sanchez que no llegó hasta el 2020, la España vaciada, lo de los chicos de la ultra derecha, las "fake news", el Brexit, y miles de cosas más.
No podemos negar a 2019, es como nuestras nuevas arrugas, como ese avance de la calvicie, ese dolor en los huesos.
𝑁𝑜 𝐽𝑜𝑎𝑞𝑢𝑖́𝑛, 𝑛𝑜 ℎ𝑎𝑔𝑎𝑠 𝑒𝑠𝑜.
𝑁𝑒𝑔𝑎𝑟𝑙𝑜 𝑡𝑜𝑑𝑜, 𝑛𝑜 𝑡𝑒 𝑠𝑒𝑟𝑣𝑖𝑟𝑎́.
𝑆𝑖 𝑛𝑖𝑒𝑔𝑎𝑠 𝑡𝑢𝑠 𝟻𝟶𝟶 𝑛𝑜𝑐ℎ𝑒𝑠 ¿𝑄𝑢𝑒́ 𝑠𝑒𝑟𝑎́ 𝑑𝑒 𝑙𝑎𝑠 𝑛𝑢𝑒𝑠𝑡𝑟𝑎𝑠?
𝐴𝑢𝑛𝑞𝑢𝑒 𝑙𝑜 𝑛𝑖𝑒𝑔𝑢𝑒𝑠 𝑡𝑜𝑑𝑜, 𝑎𝑢𝑛𝑞𝑢𝑒 𝑛𝑖𝑒𝑔𝑢𝑒𝑠 𝑖𝑛𝑐𝑙𝑢𝑠𝑜 𝑙𝑎 𝑣𝑒𝑟𝑑𝑎𝑑, 𝑠𝑖𝑒𝑚𝑝𝑟𝑒 ℎ𝑎𝑏𝑟𝑎́ 𝑏𝑒𝑠𝑜𝑠 𝑞𝑢𝑒 𝑠𝑒𝑝𝑎𝑛 𝑎 𝑐ℎ𝑜𝑐𝑜𝑙𝑎𝑡𝑖𝑛𝑎, 𝑝𝑖𝑒𝑙, 𝑠𝑎𝑙𝑖𝑣𝑎 𝑦 𝑠𝑢𝑑𝑜𝑟.
𝐴𝑢𝑛𝑞𝑢𝑒 𝑙𝑜 𝑛𝑖𝑒𝑔𝑢𝑒𝑠 𝑡𝑜𝑑𝑜, 𝑠𝑖𝑒𝑚𝑝𝑟𝑒 𝑛𝑜𝑠 𝑑𝑎𝑟𝑎́ 𝑢𝑛 𝑝𝑖𝑛𝑐ℎ𝑎𝑧𝑜 𝑒𝑛 𝑒𝑙 𝑎𝑙𝑚𝑎, 𝑚𝑜𝑟𝑖𝑟𝑛𝑜𝑠 𝑐𝑜𝑛 𝑎𝑙𝑔𝑢𝑖𝑒𝑛 𝑠𝑖 𝑠𝑒 𝑚𝑎𝑡𝑎 𝑦 𝑚𝑎𝑡𝑎𝑟𝑛𝑜𝑠 𝑐𝑜𝑛 𝑎𝑙𝑔𝑢𝑖𝑒𝑛 𝑠𝑖 𝑠𝑒 𝑚𝑢𝑒𝑟𝑒
𝑝𝑜𝑟𝑞𝑢𝑒 𝑒𝑙 𝑎𝑚𝑜𝑟 𝑐𝑢𝑎𝑛𝑑𝑜 𝑛𝑜 𝑚𝑢𝑒𝑟𝑒 𝑚𝑎𝑡𝑎
𝑝𝑜𝑟𝑞𝑢𝑒 𝑎𝑚𝑜𝑟𝑒𝑠 𝑞𝑢𝑒 𝑚𝑎𝑡𝑎𝑛 𝑛𝑢𝑛𝑐𝑎 𝑚𝑢𝑒𝑟𝑒𝑛.
Animo y suerte.
*Texto en cursiva. Publicado el 28 de enero de 2017, y recordado el mismo día de 2019.

miércoles, 10 de noviembre de 2021

Polonia mon amour



Polonia, ese país que hace unas semanas era "lo peor", hoy, se le "protege" por la UE y la OTAN.
Bielorrusia ha hecho con Polonia, algo muy parecido a lo que Marruecos hizo con España.
Chantaje migratorio.
El Pep (o sea, Borrell Fontelles) pide una fuerza militar de reacción rápida antes de 2025.
Me da que se nos amontona. Reducir los gases de efecto invernadero, cumplir los presupuestos, no olvidarnos de La Palma, y además la fuerza militar.
Y, por cierto, anota:
- Solucionar lo de la sanidad
- Lo de Educación
- Lo de Bastión Central (igual, esto, es un tema de Educación)
- El Emérito
- Mundial de futbol (algo de eso he leído)
- La sexta ola
Bufff.
De la Megaprincesa y la estupidez de gobernar ¡España! del CaraPiii; casi que paso.
Y claro, este año hay que celebrar las Navidades.
¿En tu casa? ¿En la mía? ¿Cada uno en la suya?
Ahora que lo pienso. Me voy a hacer otro tatuaje.
Por si se me olvida:
¡FƐĿĪZ ᑎᗩѴĪDᗩD!
¿𝐓𝐮 𝐥𝐞𝐞𝐬?
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 (Ya disponible 2ª edición)
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (14,25 €)
𝗣𝗮𝗰𝗸
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 + 𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀+ 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼 𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (25 €)
Puedes contactar conmigo y realizar la compra por BIZUM o transferencia o en la web.

A tope de jengibre



Melisa, pasiflora, tila y valeriana. No acababa de convencerle el olor de aquella infusión, y tampoco hoy había servido de mucho.
Miro el reloj. Las 4:18. Al poco de acostarse, se quedó dormido. Pero, tal vez, un ruido le despertó. Un ruido que seguramente no existió.
Una vuelta, otra. Intentó relajarse y dejar pasar los minutos con la vana intención de caer dormido, como a traición.
Sabía que era un engaño, pero lo aceptó.
Ahora, observaba la bolsita de jengibre. ¿Y si me hago una de esto?, se preguntó.
Mientras el microondas calentaba agua, dejo vagar su mirada por una de las ventanas que daban al patio. Solo una luz en el edificio de enfrente rompía la oscuridad.
Pasados unos minutos, el leve picor del jengibre de dejó notar en el primer sorbo.
¿Cómo se llamaba aquella profesora? Si, la primera. Aquella señora mayor, peripuesta y enjoyada, que cuando se ponía la bata soltaba pescozones de mala abuela.
¿Y ahora? ¿A qué viene estar pensando en ella?
¡Claro! Guadalupe. Doña Guadalupe.
A un niño, le hizo una herida en el moflete al darle un bofetón.
Sea por casualidad o porque Doña Guadalupe lo llevaba con el engarce hacia adentro, uno de sus anillos dejó marca y desgarro.
Cada vez que iniciaba la clase y se acercaba a ellos, juraría que todos le miraban los dedos, para asegurar que los anillos los llevaba bien colocados.
Había otro profesor. Don Miguel.
Era distinto a la malvada abuela de los anillos. Era amable, educado, mucho más joven. Tal vez, por eso, ella lo menospreciaba, aunque el extremara su amabilidad, incluso con ella.
Estaba teniendo la misma sensación que las noches de confinamiento. El reloj desapareció. Daba igual dormir de noche o de día. No había citas, ni obligaciones horarias. Solo los vehículos de la autovía, aun siendo pocos, parecían tener prisa por llegar a ninguna parte.
Pero hoy, sí. Había cita temprano y seguro que habría atasco.
Quedaba algo más de media taza. Estaba llegando a ese punto en que la batalla cambia radicalmente. Hasta ahora era conseguir conciliar el sueño, a partir de este momento, el objetivo es mantenerse despierto. Total, en 90 minutos, ducha, vestirse y a la calle.
Ojeó un libro que llevaba días esperando turno. Era una edición facsímil de "El arte culinario" de Adolfo Solichón. La segunda edición, aumentada, de 1906.
"𝐸𝑛 𝑢𝑛𝑎 𝑚𝑎𝑟𝑚𝑖𝑡𝑎 𝑑𝑒 𝑐𝑜𝑏𝑟𝑒 𝑏𝑖𝑒𝑛 𝑒𝑠𝑡𝑎𝑛̃𝑎𝑑𝑎, 𝑑𝑒 𝑢𝑛𝑎 𝑐𝑎𝑏𝑖𝑑𝑎 𝑑𝑒 𝑜𝑐ℎ𝑜 𝑎𝑧𝑢𝑚𝑏𝑟𝑒𝑠 𝑑𝑒 𝑙𝑖́𝑞𝑢𝑖𝑑𝑜, 𝑠𝑒 𝑝𝑜𝑛𝑑𝑟𝑎́𝑛 𝑐𝑢𝑎𝑡𝑟𝑜 𝑘𝑖𝑙𝑜𝑠 𝑑𝑒 𝑐𝑎𝑟𝑛𝑒 𝑑𝑒 𝑐𝑎𝑑𝑒𝑟𝑎 𝑑𝑒 𝑣𝑎𝑐𝑎, 𝑙𝑎 𝑞𝑢𝑒 𝑠𝑒 𝑎𝑡𝑎𝑟𝑎́ 𝑐𝑜𝑛 𝑢𝑛 𝑏𝑟𝑎𝑚𝑎𝑛𝑡𝑒 𝑝𝑎𝑟𝑎 𝑞𝑢𝑒 𝑛𝑜 𝑠𝑒 𝑑𝑒𝑠ℎ𝑎𝑔𝑎, 𝑢𝑛 𝑘𝑖𝑙𝑜 𝑑𝑒 𝑡𝑒𝑟𝑛𝑒𝑟𝑎 𝑦 𝑢𝑛𝑎 𝑔𝑎𝑙𝑙𝑖𝑛𝑎 𝑏𝑖𝑒𝑛 𝑙𝑖𝑚𝑝𝑖𝑎."
Así describía el insigne Solichón el comienzo de su receta de Caldo de carne. Primero espumar, añadir las verduras y dejar cocer durante al menos seis horas.
No. No le daba tiempo a preparar el caldo, y claro, tampoco disponía de una marmita de cobre de dieciséis litros.
Pero, igual mañana, compraba para hacer caldo. Seis horas, seis.
No creía que su dificultad para conciliar el sueño tuviera que ver con el envejecimiento. Dormía, habitualmente, poco.
Las 5:17. No había ni un solo ruido. La lámpara de la mesa enmarcaba un cuadro de luz. A la derecha, la oscuridad del estudio. A la izquierda, más oscuridad tras el portalón.
El codo apoyado en la mesa y la mano sujetando la cabeza. Una respiración rítmica, relajada. Los ojos cerrados, el cuello algo inclinado.
Ahí dentro, Doña Guadalupe, Don Miguel, un caldo de carne burbujeando en una gran marmita, olor a jengibre, melisa y pasiflora.
La vida pasando, oscura y silenciosa.
En un rato dolerán las articulaciones, tal vez alguna insensible por falta de riego.
Unos minutos de descanso, para seguir.
Paró la alarma un instante antes de que sonara.
Vamos a por el primer café.
Buenos días.

martes, 9 de noviembre de 2021

Cartas que nunca enviaré (XXIII)



Algunos de los árboles de la terraza han perdido todas sus hojas. Son como delgadas estacas clavadas en la tierra.
Uno de ellos aún conserva dos. Estoy seguro de que si me acerco y las rozo, caerán planeando hasta el suelo.
Mirándolas me ha recorrido una sensación de desnudez, de "se acabó".
Nada más lejos de la realidad.
Con la llegada del otoño, las plantas, al disponer de menos horas de luz dejan de realizar la fotosíntesis. Perder las hojas, es una forma de ahorro, de protección.
Por dentro de esa estaca, sigue la vida. Latiendo, esperando a que de nuevo, en primavera, el sol luzca con fuerza y los brotes se abran paso.
Ha venido Mirlo. Venía acompañado. Solo hemos cruzado un saludo de cortesía. El venía acompañado. Casi puedo decir que esperaba su visita.
Me ha mirado inclinando un poco la cabeza, con ese gesto suyo de querer confirmar lo que ya sabe, lo que imagina.
Pasamos varios días limpiando tus macetas y poniéndolas bonitas para repartirlas entre amigos y vecinos. Si, habían perdido muchas hojas.
Llenamos el comedor y parte del pasillo.
Cuando ellas se fueron de tu casa, empecé a notar como yo mismo, perdía mis hojas.
Hoy siento que ya he perdido todas o tal vez me quede alguna, pero solo testimonial. Cuatro años ya.
Ayer, compré romero, tomillo, orégano. Los plantaré en una jardinera e intentaré mantenerlos hasta llegar a Ítaca.
Quiero una cocina más grande. Pondré una isla, un poco separada, cerca del horno. Será solo para hacer pan. Guardaré allí las harinas, los moldes y todo lo que empleo cuando me mancho de blanco.
Y fuera, haré un pequeño jardín de aromáticas. Buscaré el sitio más soleado.
Macetones o jardineras de colores. Si, si. La menta vivirá sola, que es muy invasiva.
Albahaca, melisa, perejil, romero, lavanda, tomillo y claro, habrá que poner cilantro.
Seguro que, tu recuerdo, disfrutará mucho allí.
Una estaca clavada en medio de la cocina, sin hojas, construyendo una primavera constante para que los brotes siempre estén ahí, para que las hojas lo llenen todo.
Creo que me pondré una chaqueta, lo de no tener hojas, ahora me ha dado frío.
Te quiero, mama.
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 (Ya disponible 2ª edición)
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (14,25 €)
𝗣𝗮𝗰𝗸
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 + 𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀+ 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼 𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (25 €)
Puedes contactar conmigo y realizar la compra por BIZUM o transferencia. o en la web.

viernes, 5 de noviembre de 2021

Polvo somos


Os podría hablar de que, coincide, cada vez que hay un "puente", festivo, los esforzados funcionarios del Ministerio de Hacienda, me envían una notificación interesándose en determinadas diferencias que han encontrado entre "sus" cálculos y los que mi "Gestor" ha presentado en las distintas declaraciones.

Es decir, que me joden el puente y la alegría.
Dejo a un lado lo bien o mal que el susodicho Gestor realizó su labor, y tengo claro y asumido, que seguramente, yo, debería haberme preocupado más de sus actividades y haberme implicado; pero confié en su buen hacer.
Pues eso.
Que primero fue revisar 2018, hace unas pocas semanas, 2019 y claro, ya que estamos y está pendiente la devolución de mi declaración de 2020, vamos a revisar 2020, también.
Y digo yo. ¿Por qué no volvemos a aquellos tiempos en que presentábamos todos los justificantes y recibos de renta anual?. No, no... mejor usted me dice lo que sea (y estudia el impuesto de punta a rabo y yo solo me preocupo de si algo descuadra). Ahora miras un recibo/ticket de 2018 y en papel térmico, puedes ver ¡nada!.
Si vas a tu banco a solicitar un justificante, puede ser que tengas que pedir cita previa, ya que ese año, ya no está en línea. Y lo de internet, vuelve a ser la quimera que no aceptamos.
Creo que hablaré con mi "nuevo" gestor, para ver la posibilidad de enviar todo cada trimestre y así, cuando aparezca un error ¿podré decir que es dejación de funciones por su parte? ¿falta de diligencia?.
Pero no. No recordaré a Sofía, ni al Emérito. Ni pensaré en aquello de que "Hacienda somos todos".
Y no, no añadiré a mis ganas de irme de este país, estos pequeños tropiezos. Es viernes.
Dicen que los cantos de pájaros se están reduciendo.
Hay más silencio, hay menos aves.
Al haber menos individuos, el canto para marcar el territorio, se reduce. Los pájaros también utilizan el canto para seducir.
Las hembras eligen al macho que haga el ruido más largo, potente y frecuente porque indica mayor calidad reproductiva.
Bodega Bay, donde Alfred Hitchcock rodó The birds (Los pájaros), también estará en silencio.
Mirlo, cuando vuelvas, ya hablaremos de Portugal, de Ítaca y del egoísmo que me despierta este maravilloso país.
Hoy, he vuelto a hacer escabeche de bonito. Le he añadido unos buenos copazos de Manzanilla.
Con las espinas y la cabeza del pez, zanahoria, cebolla y una hoja de laurel he preparado un caldo que reduciré.
De primero, judías verdes. De segundo, salmonetes. Y por encima les pondré un poco del jugo de escabeche.
Y pensar que trabajé en Hacienda. Manda güevos.
Nadie llora por los vencidos.
Blanki dice que no le gusta la comida.
Y una pandilla haciendo enmiendas a la totalidad para justificar el sueldo... en fin.
¡Viva el vino!
Animo y suerte.
¿𝐓𝐮 𝐥𝐞𝐞𝐬?
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 (Ya disponible 2ª edición)
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (14,25 €)
𝗣𝗮𝗰𝗸
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 + 𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀+ 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼 𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (25 €)
Puedes contactar conmigo y realizar la compra por BIZUM o transferencia o en la web.

martes, 2 de noviembre de 2021

Calentito



De los muchachos del G20 en la cumbre del clima convocada por la ONU en Glasgow no esperaba mucho. Cierto es que me han hecho gracia sus propios castigos verbales. El "bla, bla, bla" de Boris "PeloLoco", la bronca de Portugal, incluso la siesta de Joe, "ese señor", han tenido su punto.
Pero lo que me ha parecido simplemente maravilloso es el comunicado de India.
Será en 2070 cuando India cumplirá con cero emisiones netas. Es decir, 20 años después de la fecha objetivo que se habían fijado la comunidad internacional.
No debemos personalizar el compromiso en las personas que lo transmiten. Todos ellos, en 2050, seguramente rondarán la edad de 100 años o incluso habrán desaparecido. Que más da lo que digan. El compromiso es de país, de comunidad.
China, Rusia y Brasil, no han asistido a esta cumbre.
Existe un explorador de datos del World Resources Institute (https://www.wri.org/
), en el que puedes enterarte exactamente de las emisiones de gases a la atmosfera.
Realmente curioso.
Por emisiones absolutas, lidera el ranking China, después EEUU, Unión Europea, India, Rusia... y continúa.
Por emisiones per cápita, lidera Canadá, a continuación EEUU y Rusia, que emiten más del doble del promedio mundial por individuo.
Por emisiones acumuladas, por intensidad de emisiones, etc.
Bucear en estos datos no es un buen ejercicio a la hora del desayuno.
Eso si, el vestido que llevaba Begoña para la cena de gala en la reunión del G20, da para un titular:
"...deslumbra con un vestido puzle de Teresa Helbig en la cena de gala del G20"
Alguna noticia alegre habrá, pero no me han quedado ganas.
Nada, que nos estamos cargando el planeta. Pero eso, ya lo sabias ¿verdad?
Animo y suerte.
¿𝐓𝐮 𝐥𝐞𝐞𝐬?
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 (Ya disponible 2ª edición)
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (14,25 €)
𝗣𝗮𝗰𝗸
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 + 𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀+ 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼 𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (25 €)
Puedes contactar conmigo y realizar la compra por BIZUM o transferencia o en la web.

lunes, 1 de noviembre de 2021

Miedito



Ahora sale el sol, y parece que las oscuras y amenazadoras nubes que hay en el cielo, se disipan..
Slow running trote cochinero. Aunque puede que acabe volviendo empapado.
Día de difuntos, de todos los Santos. Halloween.
Ayer fue día de vagancia total. Me llegaron a doler los huesos de tanto sofá.
Películas de "terror" que no daban mucho susto.
Noticias sobre el volcán. Eso da miedito, si. Y solo falta que busques el documental de National Geographic donde Simon Day y Steven Ward, presentan su estudio de 2001, sobre un posible tsunami por la erupción del Cumbre Vieja y el derrumbe de parte de la isla al mar.
Estado de desabastecimiento. ¿Te imaginas?. También da miedito, si.
Crisis energética. No hay luz, ni gas. No hay combustible. Los youtubers lo tienen fatal. Las comunicaciones al carajo.
Los chicos que mandan, los del G20, pactan "dedicar esfuerzos" para limitar el calentamiento global en 1,5 grados. Deberían reducirse las emisiones casi un 50% en los próximos 8 años. Si, miedito.
En medio de películas de terror, imaginarias y reales, aparece un caballero hablando de unos cursillos de supervivencia. Hacer fuego, buscar comida, sobrevivir. Más miedito.
Ahora, a todo esto, le añadimos la previsión de una nueva Filomena por parte de un megaexperto de 14 años (Jorge Rey) que, utilizando las cabañuelas, ya predijo el primer temporal. O sea, nieve para dar y regalar en la segunda quincena de enero. Las grullas vuelan en forma de uve, por lo tanto, Filomena II. ¡Joder!
Aumento de los brotes del #putovirus en Rusia y China. Antiabortistas, homófobos, racistas, talibanes y ultraderecha. Un futuro maravilloso.
Ahora vas y te disfrazas. ¿Truco o trato?
Pues eso.
Animo y suerte.
¿𝐓𝐮 𝐥𝐞𝐞𝐬?
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 (Ya disponible 2ª edición)
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (14,25 €)
𝗣𝗮𝗰𝗸
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 + 𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀+ 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼 𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (25 €)
Puedes contactar conmigo y realizar la compra por BIZUM o transferencia o en la web.

domingo, 31 de octubre de 2021

Fantasmas y judiones



Estos días lluviosos forman parte de mi adicción.
Quiero decir, que hacen que cocinar se me amontone.
La 𝐌𝐚𝐫𝐫𝐚𝐧𝐚́ 𝐝𝐞 𝐩𝐮𝐥𝐩𝐨, el 𝐄𝐬𝐜𝐚𝐛𝐞𝐜𝐡𝐞 𝐝𝐞 𝐛𝐨𝐧𝐢𝐭𝐨 𝐜𝐨𝐧 𝐦𝐚𝐧𝐳𝐚𝐧𝐢𝐥𝐥𝐚, la 𝐄𝐬𝐜𝐚𝐥𝐢𝐯𝐚𝐝𝐚 con anchoas, los 3 litros de 𝐂𝐚𝐥𝐝𝐨 𝐝𝐞 𝐜𝐚𝐫𝐧𝐞, la 𝐂𝐫𝐞𝐦𝐚 𝐝𝐞 𝐜𝐚𝐥𝐚𝐛𝐚𝐜𝐢́𝐧 𝐜𝐨𝐧 𝐌𝐞𝐚𝐭 𝐌𝐚𝐬𝐚𝐥𝐚, los 𝐓𝐫𝐢𝐠𝐮𝐞𝐫𝐨𝐬 𝐚 𝐛𝐚𝐣𝐚 𝐭𝐞𝐦𝐩𝐞𝐫𝐚𝐭𝐮𝐫𝐚 y hoy, 𝐏𝐚𝐢𝐧 𝐝𝐞 𝐭𝐫𝐚𝐝𝐢𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐅𝐫𝐚𝐧𝐜̧𝐚𝐢𝐬𝐞 con masa madre.
También había pensado en una 𝐒𝐨𝐩𝐚 𝐝𝐞 𝐬𝐞𝐭𝐚𝐬.
Y llueve.
Natalia, con esa suave voz, canta apoyada en la barandilla.
Me mira y baila lánguidamente. Le diría que se pusiera algo en los pies, esta descalza sobre el suelo mojado de la terraza.
Lleva el pelo muy corto y, tal vez sea la luz, su piel es casi transparente. Como un fantasma.
*𝐸𝑠𝑡𝑎 ℎ𝑖𝑠𝑡𝑜𝑟𝑖𝑎 𝑡𝑒𝑟𝑚𝑖𝑛𝑜́, 𝑛𝑜 𝑒𝑥𝑖𝑠𝑡𝑒
𝐿𝑜 𝑞𝑢𝑒 𝑢𝑛 𝑑𝑖́𝑎 𝑐𝑜𝑛𝑠𝑡𝑟𝑢𝑖𝑚𝑜𝑠, 𝑠𝑒 ℎ𝑎 𝑒𝑠𝑓𝑢𝑚𝑎𝑑𝑜
𝑃𝑎𝑟𝑒𝑐𝑖𝑒𝑟𝑎 𝑞𝑢𝑒 𝑒𝑠 𝑚𝑎́𝑠 𝑓𝑎́𝑐𝑖𝑙 𝑑𝑒𝑗𝑎𝑟𝑛𝑜𝑠
𝑃𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑟𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑓𝑎𝑛𝑡𝑎𝑠𝑚𝑎 𝑐𝑜𝑛𝑚𝑖𝑔𝑜 𝑐𝑎𝑚𝑖𝑛𝑎𝑛𝑑𝑜
Las hojas del arce se mueven al ritmo de la música.
Un café más. Reviso la receta del pan.
𝑃𝑜𝑖𝑛𝑡𝑎𝑔𝑒, 𝑟𝑎̂𝑏𝑎𝑡, 𝑑𝑒́𝑡𝑒𝑛𝑡𝑒, 𝑓𝑎𝑐̧𝑜𝑛𝑛𝑎𝑔𝑒, 𝑎𝑝𝑝𝑟𝑒̂𝑡
Temperatura de base 66ºC. Estos franceses, son así.
Natalia, sonríe, se rodea con los brazos mirando al horizonte.
Creo que al final, pondré 𝐌𝐚𝐫𝐫𝐚𝐧𝐚́ 𝐝𝐞 𝐩𝐮𝐥𝐩𝐨 𝐜𝐨𝐧 𝐣𝐮𝐝𝐢𝐨𝐧𝐞𝐬, de principal. Y de entrante, 𝐄𝐧𝐝𝐢𝐯𝐢𝐚𝐬 𝐜𝐨𝐧 𝐞𝐬𝐜𝐚𝐛𝐞𝐜𝐡𝐞 𝐝𝐞 𝐛𝐨𝐧𝐢𝐭𝐨 𝐜𝐨𝐧 𝐦𝐚𝐧𝐳𝐚𝐧𝐢𝐥𝐥𝐚.
Miro hacia la calle. Esto de ver fantasmas y escuchar voces...
¿Qué llevaba este último café?
Animo y suerte.
*𝖭𝖺𝗍𝖺𝗅𝗂𝖺 𝖫𝖺𝖿𝗈𝗎𝗋𝖼𝖺𝖽𝖾 - 𝖫𝗈 𝗊𝗎𝖾 𝖼𝗈𝗇𝗌𝗍𝗋𝗎𝗂𝗆𝗈𝗌

viernes, 29 de octubre de 2021

Huérfanos de abrazos



Ayer, escuchaba una entrevista a un conocido cantante.
El entrevistador, en un momento determinado, habló de la pérdida. De como la pérdida de los padres, la orfandad nos cambia y marca el comienzo de una nueva vida, de una vida distinta.
No lo había pensado.
Es una palabra que se utiliza poco. Se llamaba huérfano, habitualmente, a un menor que a perdido a sus padres, o a uno de los dos.
Cuando ellos se van, nos quedamos huérfanos. Entramos en esa orfandad de "falta de ayuda, favor o valimiento" como dice la RAE. Y el camino, sin darnos cuenta, es otro.
En poco tiempo, he asistido a dos perdidas, orfandades, de buenos amigos.
Si puedo llegar a acompañarlos en esos momentos de despedida, lo hago. Da igual la distancia. Estar ahí, dar un abrazo o una palabra de ánimo.
Tomar un café, recordar una anécdota o ver una foto del difunto y ser oyente de esos últimos días, hacen que el huérfano no se sienta solo iniciando su duelo.
Mi orfandad comenzó hace años. Vivir lejos de los padres es otra forma de orfandad. Pero cuando realmente llegué a ser huérfano, esos abrazos en el tanatorio, en la iglesia, en el cementerio o días después, daban fuerza. No estas solo.
Deberían inventar escafandras o algún sistema de protección, para poder seguir dando abrazos a los huérfanos en pandemia.
En las pólizas de deceso, un nuevo servicio.
- Sistema de protección para abrazos a los huérfanos en pandemia.
Huérfanos.
*𝐴ℎ𝑜𝑟𝑎
𝑐𝑢𝑎𝑛𝑑𝑜 𝑦𝑎 𝑛𝑜 𝑡𝑒 𝑙𝑙𝑎𝑚𝑎 𝑛𝑎𝑑𝑖𝑒,
𝑢𝑛 𝑡𝑒𝑙𝑒́𝑓𝑜𝑛𝑜 𝑡𝑒 𝑎𝑠𝑢𝑠𝑡𝑎 𝑝𝑜𝑟 𝑙𝑎 𝑛𝑜𝑐ℎ𝑒.
𝑃𝑒𝑟𝑑𝑜𝑛𝑎 ¿𝑛𝑜 𝑡𝑒 𝑎𝑐𝑢𝑒𝑟𝑑𝑎𝑠 𝑑𝑒 𝑚𝑖́?
𝑈𝑛𝑎 𝑣𝑜𝑧 𝑡𝑒 𝑝𝑖𝑑𝑒 𝑎𝑦𝑢𝑑𝑎.
𝐷𝑖𝑐𝑒: 𝑛𝑜-𝑠𝑎𝑏𝑖́𝑎-𝑞𝑢𝑒́-ℎ𝑎𝑐𝑒𝑟.
𝐷𝑖𝑐𝑒: 𝑛𝑜-𝑠𝑎𝑏𝑖́𝑎-𝑎-𝑞𝑢𝑖𝑒́𝑛-𝑙𝑙𝑎𝑚𝑎𝑟.
𝐴ℎ𝑜𝑟𝑎 𝑒𝑠𝑡𝑎𝑚𝑜𝑠 𝑠𝑜𝑙𝑜𝑠.
𝐴ℎ𝑜𝑟𝑎 𝑡𝑒𝑛𝑒𝑚𝑜𝑠 𝑚𝑢𝑒𝑟𝑡𝑜𝑠
𝑦 𝑦𝑎 𝑠𝑎𝑏𝑒𝑚𝑜𝑠 𝑞𝑢𝑒́ ℎ𝑎𝑦 𝑞𝑢𝑒 ℎ𝑎𝑐𝑒𝑟.
𝐸𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠
𝑛𝑜 𝑠𝑎𝑏𝑖́𝑎𝑚𝑜𝑠 𝑎𝑛𝑑𝑎𝑟 𝑒𝑛 𝑏𝑖𝑐𝑖𝑐𝑙𝑒𝑡𝑎.
𝐴ℎ𝑜𝑟𝑎 𝑡𝑎𝑚𝑝𝑜𝑐𝑜.
Tal vez, en el fondo, ya nacemos huérfanos. Huérfanos de abrazos.
Animo y suerte.
* 𝗔𝗵𝗼𝗿𝗮 𝘁𝗲𝗻𝗲𝗺𝗼𝘀 𝗺𝘂𝗲𝗿𝘁𝗼𝘀- Karmele Jaio
Prado Enea - A 29 de octubre de 2021

martes, 26 de octubre de 2021

Una mañana



Mañana movidita.
Llega el pedido de Bodega Otto Bestue.
Oxana (Hospitalidad al extranjero, al de fuera) quiere ir estas navidades a Ucrania. Le busco vuelo, pero no quiere ir a Kiev ni a Odessa. Consigo entender que quiere ir a Lviv.
"Si, sinior, si".
Yo creo que el 90% de las veces que hablo con ella, no me entiende, aunque dice eso de "si, sinior, si". Y mira que le digo que si no ha entendido algo que me pregunte.
A veces empleo el traductor Español-Ucraniano.
Se lo enseño y ella se parte de risa.
Después de un rato buscando y ver que todos requieren, al menos, una escala desiste y sigue con la aspiradora y los cristales. Es buena gente.
Sigo con la ISO20000-2, con ITIL y la Gestión de la configuración.
Me atasco. No encuentro la palabra.
Le pregunto a Marcos. Sudor frío.
¡Joder!
¡Glosario!. La palabra era glosario. Esto me pasa cada vez más.
Quiero escribir algo y no encuentro la palabra. Me hago mayor.
El teléfono, guardián de mi movilidad, me dice que me mueva.
Bajo los cartones al contenedor.
De paso, llevo el pedido de aceite al trastero.
Sigo con el trabajo. CIs, gestión de cambios...
Yo lo que quiero es cocinar.
Un pedido a una web con ".es" resulta que es de Camboya y no hacen factura con IVA. ¡la madre que parió a los camboyanos!.
Tengo que apostar a la bonoloto, a la primitiva y al Gordo.
Me llega una propiedad en Mira.
Es cara. La casa está mucho mejor que la que estamos viendo. Menos terreno. Mejor situación. Pasa a favoritos.
"Las organizaciones consolidan sus infraestructuras y virtualizan las instancias de los sistemas operativos, el almacenamiento, etc. La infraestructura se comparte....". Sigo.
Llega el pedido de Decántalo. Los llamo, falta otro.
Y el de Bodegas Ochoa, también está en camino.
Si es que tengo vicio, si.
Reunión con Marcos y David. Pasan de las 12. Tengo una copita de vino y unas dipas con Philadelphia.
Preparo la reunión de esta tarde.
He sacado del congelador panceta y salchichas.
Hemos acordado con Blanki comida "gorrinera".
Huevos revueltos, panceta y salchichas. Para no tener remordimientos, de primero, tomaremos crema fría de naranja y zanahoria.
Ahora un Chardonnay (Bodega Otto Bestue).
Leo una crónica de Rodrigo Martin Antoranz que anda en Portugal y... muero de #envidia.
Mi amiga Mar Cirugeda Montojo, está haciendo una receta de albóndigas que era mía. Ya no lo es. Suya, toda suya.
- ¿Cómo estas?
- Fenomenal. Quejarse sería demasiado vergonzoso.
Mañana traumatólogo.
Animo y suerte.
Pdta.: He enviado 3 recetas a un concurso de El Comidista
#cocinoterapia #trabajaraturitmo
#mehagomayor #melasoplacasitodo
#saludquehaya #eldineroesunamierdacuandolotienes