sábado, 25 de junio de 2022

Escudos y espadas



Anoche, hicimos cena de "fiestuki". Estaban las chicas. Isi, también.
Me gustó verlas juntas. Planes, sonrisas, comienzos. Me fui a la cama con la sensación de que todo estaba bien, aunque fuera en un espacio/tiempo muy determinado.
Hoy, leo la noticia del Tribunal Supremo de EEUU sobre la eliminación de la protección legal a la interrupción del embarazo.
"...𝐭𝐨𝐝𝐚𝐬 𝐥𝐚𝐬 𝐥𝐢𝐛𝐞𝐫𝐭𝐚𝐝𝐞𝐬 𝐬𝐢 𝐧𝐨 𝐬𝐞 𝐝𝐞𝐟𝐢𝐞𝐧𝐝𝐞𝐧, 𝐞𝐬𝐭𝐚́𝐧 𝐚 𝐮𝐧𝐚 𝐠𝐞𝐧𝐞𝐫𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐝𝐞 𝐝𝐞𝐬𝐚𝐩𝐚𝐫𝐞𝐜𝐞𝐫. 𝐄𝐧 𝐄𝐬𝐭𝐚𝐝𝐨𝐬 𝐔𝐧𝐢𝐝𝐨𝐬 𝐲 𝐞𝐧 𝐭𝐨𝐝𝐚𝐬 𝐩𝐚𝐫𝐭𝐞𝐬.", termina el artículo.
¿Quien? ¿Quien, tiene interés en eliminar libertades alcanzadas?
¿Cuál es el motivo?
Una libertad, no es una obligación. Una libertad, no es exclusiva de las mayorías. Muy al contrario. Ayuda y apoya a las minorías, en la mayoría de los casos.
Conservadores, religiosos radicales o simplemente es un derecho no recogido en la Constitución. Un "papel" que data del siglo XVIII, en este caso.
Eutanasia, derecho a morir dignamente.
Matrimonio gay.
El viernes, 18 fallecidos en el último intento de salto de la valla de Melilla.
Aún veo la cara de la Megaprincesa Isabel Natividad de España (y del mundo mundial), en la Asamblea de Madrid.
"𝑳𝒊𝒃𝒆𝒓𝒕𝒂𝒅 𝒚 𝒅𝒆𝒔𝒑𝒖𝒆́𝒔 𝒕𝒐𝒅𝒐 𝒍𝒐 𝒅𝒆𝒎𝒂́𝒔.", vocea.
¿Qué es todo lo demás? No, no le pregunto que es para usted la libertad.
Libros de texto que adoctrinan. Servicios de urgencia, cerrados. Anticorrupción, mirando hacia otro lado. Locales comerciales que por obra y gracia de esa libertad, se convierten en viviendas sociales. Y no hablemos del orgullo.
Anoche, se estaba bien en la terraza. Tortilla de patata, quesos, alcachofas, ensalada de tomate, sardinitas, cosas de picar.
Una, se metía conmigo en cuanto le dejaba un hueco. Y se lo puse fácil. Otra, quería salir, pero sus amigos estaban resacosos de la noche anterior. Otra, entusiasmada con sus paseos de mojito y Limonchelo; de lágrimas y risas. Y claro, la mayor, ejerciendo su duelo y pendiente del más mínimo detalle, como siempre.
Isi, aunque había cenado, buscaba algún trocito de queso, metiendo el morro por donde podía. Todo estaba bien.
Hoy, el amanecer era rojizo, bello, impresionante.
Un nuevo día en que la vida nos pondrá a prueba. En este instante, en este lugar, todo está bien.
Mañana, frente al mar.
Escudo, espada, abrir la puerta y salir a la calle, a la vida. Pelear este día para, al menos, estar y vivir la siguiente batalla.
Animo y suerte.

viernes, 24 de junio de 2022

Callos con acelgas



Mi mesa está algo más despejada, pero llena de caos. Una caja de destornilladores, cinta de embalar, un mechero, una libreta, libros, una mascarilla, recibos, facturas, una taza de café.
Necesito un descanso. No se si mental, emocional o ambos.
Ayer salí a caminar. Hoy, no se a que hora, también lo haré.
Mañana, cajas y más cajas de recuerdos que dormían en armarios y estanterías, comienzan el viaje.
Extraña sensación. Lo viejo, va hacia lo nuevo.
Seguro que durante meses, será un camino de ida y vuelta. Hasta llegar a Ítaca.
𝙽𝚘𝚜 𝚍𝚞𝚎𝚕𝚎 𝚎𝚗𝚟𝚎𝚓𝚎𝚌𝚎𝚛, 𝚙𝚎𝚛𝚘 𝚛𝚎𝚜𝚞𝚕𝚝𝚊
𝚖𝚊́𝚜 𝚍𝚒𝚏𝚒́𝚌𝚒𝚕 𝚊𝚞́𝚗
𝚌𝚘𝚖𝚙𝚛𝚎𝚗𝚍𝚎𝚛 𝚚𝚞𝚎 𝚜𝚎 𝚊𝚖𝚊 𝚜𝚘𝚕𝚊𝚖𝚎𝚗𝚝𝚎
𝚊𝚚𝚞𝚎𝚕𝚕𝚘 𝚚𝚞𝚎 𝚎𝚗𝚟𝚎𝚓𝚎𝚌𝚎.
La única noticia apasionante. Un paso más, otro. ¡Vamos!.
Hoy, vuelvo a tener antojo. Callos con acelgas.
Animo y suerte.
Pdta.: Enzo. Bienvenido. Virginia Martinez
*Fotografías veladas de la lluvia - Luis García Montero

viernes, 10 de junio de 2022

Elegans, mon amour



He empezado a escribir muy temprano. Pero, por una cosa o por otra, se ha quedado sin publicar.
El primer café. La ducha. El desayuno. Llamadas, correos, e indolentemente, el texto se ha quedado mirando por la ventana sin saber muy bien, si gritar o arrojarse al vacío.
Estoy añadiendo estas líneas, al principio, sin querer revisar lo escrito (nunca, o casi nunca lo hago) como disculpa a mi yo del amanecer.
A ello.
Segundo café.
𝘊𝘢𝘦𝘯𝘰𝘳𝘩𝘢𝘣𝘥𝘪𝘵𝘪𝘴 𝘦𝘭𝘦𝘨𝘢𝘯𝘴, así se llama. Fue el primer organismo multicelular cuyo genoma pudo secuenciarse completo. El gusanito, 𝑬𝒍𝒆𝒈𝒂𝒏𝒔 para los colegas, tiene alrededor de 20000 genes; entre un tercio y un quinto de los que contiene un ser humano.
O sea, solo somos cinco veces más que un gusano.
Pero no acaba ahí el tema.
𝑬𝒍𝒆𝒈𝒂𝒏𝒔 tiene 300 neuronas. Un cerebro humano tiene 10000 millones. O sea, volvemos a ganar. En neuronas, vencemos 30 millones de veces. Aunque muchos de los humanos por sus actividades parecen utilizar aproximadamente las mismas que tiene el gusano.
Produce unos 1000 huevos al día, se puede congelar y descongelar para revivir cuando sea necesario. Y una gran ventaja. ¡Es transparente!
¡Puedes ver a través de su piel! Le ves todo, ¡hasta las 300 neuronas!.
Se ha utilizado desde hace tiempo para el estudio de enfermedades como la obesidad, diabetes, envejecimiento, Alzheimer, entre otras. Ya que muchos de los genes del genoma de 𝑬𝒍𝒆𝒈𝒂𝒏𝒔 tienen equivalente funcional en los humanos. O sea, nos parecemos a un gusano. O un gusano, se parece a nosotros.
En 1988, una mutación en un gen de 𝑬𝒍𝒆𝒈𝒂𝒏𝒔, aumentó su vida útil hasta un 65%.
Pocos años después, en 1993, otro mutante de un solo gen, podía extender su vida hasta diez veces.
¿Te imaginas? Alterar la vida útil diez veces. La vida útil es plástica.
¿Te imaginas que fuéramos transparentes y se nos viera todo? ¿Hasta las ideas?
Y en estas estaba yo, hasta que me ha salido el lado oscuro.
¿Te imaginas que todos esos autobuses cargados de impresentables, ignorantes, imbéciles y mala gente que andan por ahí, mutaran un gen?
A veces, el progreso, es un arma de doble filo.
¡Venga, al avión!
Animo y suerte.

miércoles, 8 de junio de 2022

Mil tipos, o muchos más



Conozco a un tipo que viene de la NASA. Es literal.
Conozco a otro que tiene mil planes y es capaz de mejorarlos a cada minuto.
Cuando digo conozco, es que me conocen. Que algo sabemos el uno del otro.
Esta tarde, veo al de la NASA. Seguro que nos vamos al 98, al 99 o al 2000. Seguro que hablamos de tecnología, de personas, de recuerdos. De todo ese tiempo que nos vimos y en el que dejamos de hacerlo. Hablaremos de hijos, de libros y de que es lo importante.
Conozco a un tipo, delgado, fibroso, del que me fío, en el que confío. Mañana, me lo llevo al desierto, para que conozca al de los mil planes. Ellos, se conocerán, viajarán al 2100, seguro. Podrán añadir a su lista personal de tipos, uno más, para bien.
Conozco, a mil tipos, mil, o muchos más.
Cuando digo "conozco" es que me siento a gusto con ellos. Hablando, escuchando, estando en su vida a ratos, por horas o de vez en cuando. Y claro está, ellos, están en la mía. Seguro que una copa de vino y en silencio, también.
Conozco a un tipo, que sabe los "qués" y conoce los "cómos". Un tipo que sabe donde está el borde del abismo y mira al vacío, esperando esa racha de aire, que cuando salte, lo haga volar.
Conozco, a mil tipos, mil, o muchos más.
Gente buena, buena gente.
Conozco a un tipo, que me mira desde el espejo cada mañana. Ese, que me descubre algo nuevo, cada poco. Una arista, una esquina, un hueco, o una cueva donde entrar.
Hoy, me ha dicho que quiere juntar a mil tipos a comer. Cocinar, para y con ellos. Que se junten, que se mezclen y que puedan añadir a sus listas de cosas importantes, esos novecientos noventa y nueve tipos con los que ese día coincidirán.
Será aquí, allí, o donde la vida nos lleve. Será, Itaca, tal vez.
Conozco a un tipo, que quiere exprimir lo que queda. Hasta la última gota. ¿Te apuntas?
Buena gente, gente buena.
Animo y suerte.
*Ajetes, tomates cherry, tomates secos, caldo de pollo, aceite de cayena y semillas de lino.
Para acompañar una carne... ¡brutal! #saborencristal

domingo, 5 de junio de 2022

Amor



Shakira rompe con Piqué. Johnny Depp y Amber Heard. Maratón de tele realidad que ambos pagarán.
Y en la portada de @El País, "Los españoles ante el amor". ¿Será casualidad?
Una encuesta en la que el amor parece la panacea, pero es la cuarta de nuestras prioridades.
¿Una adicción, más que un sentimiento?
El Arcipreste de Hita, se cortaría las venas.
La guerra se mezcla con la inflación. Igual que en el Wanda hay sitio para los Rolling y para Alejandro Sanz.
𝖰𝗎𝖾 𝗆𝗎𝖾𝗋𝗈 𝖽𝖾 𝗍𝖺𝗇𝗍𝗈 𝖼𝖺𝗅𝗅𝖺𝗋, 𝗍𝖺𝗇 𝗌𝗈𝗅𝗈 𝗆𝗎𝖾𝗋𝗈
𝐈 𝐟𝐨𝐥𝐥𝐨𝐰𝐞𝐝 𝐲𝐨𝐮 𝐭𝐡𝐫𝐨𝐮𝐠𝐡 𝐬𝐰𝐢𝐫𝐥𝐢𝐧𝐠 𝐬𝐞𝐚𝐬
𝖣𝖾 𝗀𝖺𝗇𝖺𝗌 𝖽𝖾 𝖼𝗈𝗆𝖾𝗋𝗍𝖾 𝖺 𝖻𝖾𝗌𝗈𝗌, 𝗆𝗎𝖾𝗋𝗈, 𝗈𝗁-𝗈𝗁
𝐃𝐨𝐰𝐧 𝐝𝐚𝐫𝐤𝐞𝐧𝐞𝐝 𝐰𝐨𝐨𝐝𝐬 𝐰𝐢𝐭𝐡 𝐬𝐢𝐥𝐞𝐧𝐭 𝐭𝐫𝐞𝐞𝐬
𝖠𝗒, 𝗒𝗈 𝗆𝗎𝖾𝗋𝗈 𝖽𝖾 𝗍𝖺𝗇𝗍𝗈 𝖺𝗀𝗎𝖺𝗇𝗍𝖺𝗋, 𝗍𝖺𝗇 𝗌𝗈𝗅𝗈 𝗆𝗎𝖾𝗋𝗈
𝐘𝐨𝐮𝐫 𝐥𝐨𝐯𝐞 𝐢𝐬 𝐬𝐭𝐫𝐨𝐧𝐠 𝐚𝐧𝐝 𝐲𝐨𝐮'𝐫𝐞 𝐬𝐨 𝐬𝐰𝐞𝐞𝐭 (𝐲𝐨𝐮'𝐫𝐞 𝐬𝐨 𝐬𝐰𝐞𝐞𝐭)
𝖣𝖾 𝗀𝖺𝗇𝖺𝗌 𝖽𝖾 𝖼𝗈𝗆𝖾𝗋𝗍𝖾 𝖺 𝖻𝖾𝗌𝗈𝗌, 𝗆𝗎𝖾𝗋𝗈
𝐘𝐨𝐮 𝐦𝐚𝐤𝐞 𝐦𝐞 𝐡𝐚𝐫𝐝, 𝐲𝐨𝐮 𝐦𝐚𝐤𝐞 𝐦𝐞 𝐰𝐞𝐚𝐤
Amor y guerra.
Leo la carta que Pedro Gonzalez escribe para romper su soledad por la perdida de su esposa Nuria. Manifiesta la falta de empatía, ante su perdida, del resto del mundo.
Juntos vivieron un instante que duró 45 años. Nadie debería morir en primavera.
Me he ido a un parque. Sentado en alguno de aquellos bancos de madera y hormigón.
Y leo:
𝑈𝑛 𝑝𝑎́𝑗𝑎𝑟𝑜 𝑑𝑒 𝑝𝑎𝑝𝑒𝑙 𝑒𝑛 𝑒𝑙 𝑝𝑒𝑐ℎ𝑜
𝑑𝑖𝑐𝑒 𝑞𝑢𝑒 𝑒𝑙 𝑡𝑖𝑒𝑚𝑝𝑜 𝑑𝑒 𝑙𝑜𝑠 𝑏𝑒𝑠𝑜𝑠 𝑛𝑜 ℎ𝑎 𝑙𝑙𝑒𝑔𝑎𝑑𝑜;
𝑣𝑖𝑣𝑖𝑟, 𝑣𝑖𝑣𝑖𝑟, 𝑒𝑙 𝑠𝑜𝑙 𝑐𝑟𝑢𝑗𝑒 𝑖𝑛𝑣𝑖𝑠𝑖𝑏𝑙𝑒,
𝑏𝑒𝑠𝑜𝑠 𝑜 𝑝𝑎́𝑗𝑎𝑟𝑜𝑠, 𝑡𝑎𝑟𝑑𝑒 𝑜 𝑝𝑟𝑜𝑛𝑡𝑜 𝑜 𝑛𝑢𝑛𝑐𝑎.
𝑃𝑎𝑟𝑎 𝑚𝑜𝑟𝑖𝑟 𝑏𝑎𝑠𝑡𝑎 𝑢𝑛 𝑟𝑢𝑖𝑑𝑖𝑙𝑙𝑜,
𝑒𝑙 𝑑𝑒 𝑜𝑡𝑟𝑜 𝑐𝑜𝑟𝑎𝑧𝑜́𝑛 𝑎𝑙 𝑐𝑎𝑙𝑙𝑎𝑟𝑠𝑒,
𝑜 𝑒𝑠𝑒 𝑟𝑒𝑔𝑎𝑧𝑜 𝑎𝑗𝑒𝑛𝑜 𝑞𝑢𝑒 𝑒𝑛 𝑙𝑎 𝑡𝑖𝑒𝑟𝑟𝑎
𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛𝑎𝑣𝑖́𝑜 𝑑𝑜𝑟𝑎𝑑𝑜 𝑝𝑎𝑟𝑎 𝑙𝑜𝑠 𝑝𝑒𝑙𝑜𝑠 𝑟𝑢𝑏𝑖𝑜𝑠.
𝐶𝑎𝑏𝑒𝑧𝑎 𝑑𝑜𝑙𝑜𝑟𝑖𝑑𝑎, 𝑠𝑖𝑒𝑛𝑒𝑠 𝑑𝑒 𝑜𝑟𝑜, 𝑠𝑜𝑙 𝑞𝑢𝑒 𝑣𝑎 𝑎 𝑝𝑜𝑛𝑒𝑟𝑠𝑒;
𝑎𝑞𝑢𝑖́ 𝑒𝑛 𝑙𝑎 𝑠𝑜𝑚𝑏𝑟𝑎 𝑠𝑢𝑒𝑛̃𝑜 𝑐𝑜𝑛 𝑢𝑛 𝑟𝑖́𝑜,
𝑗𝑢𝑛𝑐𝑜𝑠 𝑑𝑒 𝑣𝑒𝑟𝑑𝑒 𝑠𝑎𝑛𝑔𝑟𝑒 𝑞𝑢𝑒 𝑎ℎ𝑜𝑟𝑎 𝑛𝑎𝑐𝑒,
𝑠𝑢𝑒𝑛̃𝑜 𝑎𝑝𝑜𝑦𝑎𝑑𝑜 𝑒𝑛 𝑡𝑖 𝑐𝑎𝑙𝑜𝑟 𝑜 𝑣𝑖𝑑𝑎.
Levanto la cabeza y miro al cielo.
Bajo el mismo cielo y a cien años de distancia.
Animo y suerte.
Ꮇꮜꭼꭱꮻ - Ꭺꮮꭼꭻꭺɴꭰꭱꮻ Ꮪꭺɴꮓ.
Ꮮꮻꮩꭼ ꮖꮪ ꮪꭲꭱꮻɴꮐ - Ꭲꮋꭼ Ꭱꮻꮮꮮꮖɴꮐ Ꮪꭲꮻɴꭼꮪ
Ꮜɴ ꮲꭺ́ꭻꭺꭱꮻ ꭰꭼ ꮲꭺꮲꭼꮮ ꭼɴ ꭼꮮ ꮲꭼꮯꮋꮻ - Ꮩꮖꮯꭼɴꭲꭼ Ꭺꮮꭼꮖх​ꭺɴꭰꭱꭼ

viernes, 3 de junio de 2022

Positivo en nitroglicerina



Hemos pasado de la revolución al caos.
Una primera mudanza prevista para este mismo mes.
Cajas, etiquetas, más cajas.
- Esto, ya lo guardaré.
- En esta caja no cabe, hago otra.
- ¿Y los libros?
Me compro ropa por internet. Llega el lunes. También he comprado calzado y una batería para el portátil.
Estos últimos meses no tengo mucho tiempo.
Eliminados los cereales, los hidratos de carbono y el azúcar. Vuelvo a lo de "me lo dijo el doctor". Hay que retomar el ejercicio diario.
Nubes aborregadas, con el brillo del sol a su espalda.
Aun no he pensado en todo lo que tengo que hacer hoy.
Un café, otro.
Elecciones en Andalucía. Que pena, cuantos prejuicios. La guerra sigue, pero ya no en primera página. Nos estamos acostumbrando.
Entre noticia y noticia, mi dosis de García Montero.
La chica del pelo rizado y gafitas, la brasileña:
- Pero tu eres el jefe ¿no?
- Yo soy un señor mayor, solo eso.
Marcos se va de concierto a Ámsterdam y ha dado doble positivo en nitroglicerina en el aeropuerto. Mensajes bromeando por si la Guardia Civil ha decidido hacerle una inspección colorrectal.
José Antonio me invitó a conocer Catoira. Galicia de nuevo. Vigo, la plaza de abastos de Vilagarcía.
Otro Marcos, me recuerda que tenemos pendiente una "gran cena o comida", como aquellas de Coque. ¿Vamos a DiverXO?.
En tres semanas llega el verano.
Oigo el sonido de un servicio de emergencia, bomberos, ambulancia, policía. No sé, es a lo lejos.
El sol empieza a vencer a las nubes.
- ¿Y la barbacoa? ¿Qué hacemos con ella?
La Megaprincesa Isabel Natividad de España y del mundo mundial, se viste de Torquemada. Fahrenheit 451, quemar libros para eliminar ideas disidentes. Y, mientras, las masas enfervorecidas gritan ¡viva!, al Rey sin corona.
“Hay quienes encuentran normal que un camarero trabaje 12 horas… son los que nunca han pegado ni chapa”. Error, hasta los camareros se quejan de su defensa.
No somos más tontos, porque no entrenamos.
El paro cae por primera vez desde 2008. ¡Con un gobierno ilegítimo y social comunista!
Seguimos haciendo ruido, para que no se vean los datos.
Me miro al espejo.
- Yo soy un señor mayor, solo eso.
Animo y suerte.

domingo, 29 de mayo de 2022

Animaux fragiles



Escucho a Zaz. No entiendo ni papa. Canta en francés, pero me gusta.
Ha sacado un sencillo titulado "Animaux fragiles". Eso, lo entiendo.
En un rato, me pasan a buscar y recorreremos 600 km. para volver al mar de plástico.
Zaz, sigue cantando y me invento su letra.
𝗧𝗲𝗻𝗴𝗼 𝗲𝗹 𝗮𝗹𝗺𝗮, 𝗶𝗻𝗾𝘂𝗶𝗲𝘁𝗮, 𝗱𝗼𝗹𝗼𝗿𝗶𝗱𝗮.
𝗣𝗼𝗿𝗾𝘂𝗲 𝗽𝗲𝗻𝘀𝗲́ 𝗲𝗻 𝘁𝗶. 𝗖𝗼𝗻 𝘁𝘂 𝘁𝗿𝗶𝘂𝗻𝗳𝗼, 𝗲𝗻 𝗹𝗼 𝗺𝗮́𝘀 𝗮𝗹𝘁𝗼 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗺𝗼𝗻𝘁𝗮𝗻̃𝗮.
𝗧𝗲𝗻𝗴𝗼 𝗲𝗹 𝗮𝗹𝗺𝗮...
𝗣𝗼𝗿𝗾𝘂𝗲 𝘁𝗲 𝗲𝗻𝗰𝗼𝗻𝘁𝗿𝗲́, 𝗺𝗮𝗹 𝗵𝗲𝗿𝗶𝗱𝗮 𝘆 𝗰𝗼𝗻 𝘁𝘂𝘀 𝗼𝗷𝗼𝘀
𝗧𝘂𝘀 𝗼𝗷𝗼𝘀 𝗹𝗹𝗲𝗻𝗼𝘀 𝗱𝗲 𝗹𝗮́𝗴𝗿𝗶𝗺𝗮𝘀.
𝗔𝗹𝗺𝗮, 𝗶𝗻𝗾𝘂𝗶𝗲𝘁𝗮 𝘆 𝗱𝗼𝗹𝗼𝗿𝗶𝗱𝗮.
𝗠𝗮́𝘀𝗰𝗮𝗿𝗮𝘀 𝗾𝘂𝗲 𝗲𝘀𝗰𝗼𝗻𝗱𝗲 𝗹𝗮́𝗴𝗿𝗶𝗺𝗮𝘀
No, no dice eso la letra, pero es lo que me evoca.
Más de 600 km. escuchando esa voz.
𝐼𝑚𝑎𝑔𝑖𝑛𝑒, 𝐼𝑚𝑎𝑔𝑖𝑛𝑒
𝑃𝑜𝑢𝑟 𝑑𝑒𝑚𝑎𝑖𝑛 𝑗'𝑖𝑚𝑎𝑔𝑖𝑛𝑒
𝑈𝑛 𝑚𝑜𝑛𝑑𝑒 𝑞𝑢𝑖 𝑟𝑖𝑚𝑒𝑟𝑎𝑖𝑡 𝑎𝑣𝑒𝑐 𝑡𝑜𝑖 𝑒𝑡 𝑚𝑜𝑖
𝑆𝑢𝑟 𝑙𝑒 𝑏𝑜𝑟𝑑 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑟𝑖𝑣𝑒
𝑁𝑜𝑠 𝑑𝑒𝑠𝑡𝑖𝑛𝑠 𝑠𝑒 𝑑𝑒𝑠𝑠𝑖𝑛𝑒𝑛𝑡 𝑒𝑡 𝑠'𝑒́𝑐𝑜𝑢𝑙𝑒𝑛𝑡 𝑎𝑢-𝑑𝑒𝑙𝑎̀
𝐴𝑢-𝑑𝑒𝑙𝑎̀ 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑝𝑒𝑖𝑛𝑒
𝑄𝑢𝑖 𝑑𝑒́𝑏𝑜𝑟𝑑𝑒 𝑑𝑒𝑠 𝑝𝑙𝑎𝑖𝑛𝑒𝑠 𝑞𝑢'𝑜𝑛 𝑓𝑜𝑢𝑙𝑒́ 𝑙𝑒𝑠 𝑣𝑎𝑖𝑛𝑞𝑢𝑒𝑢𝑟𝑠
𝐽'𝑖𝑚𝑎𝑔𝑖𝑛𝑒 𝑚𝑜𝑛 𝑎𝑚𝑜𝑢𝑟 𝑞𝑢𝑒 𝑣𝑖𝑒𝑛𝑑𝑟𝑎 𝑛𝑜𝑡𝑟𝑒 𝑡𝑜𝑢𝑟 𝑒𝑛 𝑑𝑒𝑠 𝑗𝑜𝑢𝑟𝑠 𝑚𝑒𝑖𝑙𝑙𝑒𝑢𝑟𝑠
Cierro ventanas, bajo persianas.
Todo en penumbra, como aquellas siestas obligadas de la infancia.
Cuando abrías los ojos, habían pasado dos horas. Dos horas perdidas, de correr, sudar, gritar en el parque, en la calle, gritar con el alma. Te faltaba tiempo para arrancar ese trozo de pan con chocolate y salir por la puerta.
A buscar el alma.
Un alma, hoy inquieta y dolorida.
Con resol en la terraza, que poco a poco vence la sombra.
No se oyen coches, solo Zaz.
𝐓𝐨𝐧 𝐚𝐦𝐢𝐞, 𝐭𝐨𝐧 𝐛𝐨𝐮𝐭 𝐝𝐞 𝐫𝐨𝐜𝐡𝐞𝐫
𝐂𝐞 𝐪𝐮𝐞 𝐥'𝐨𝐧 𝐞𝐬𝐭 𝐥'𝐮𝐧𝐞 𝐩𝐨𝐮𝐫 𝐥'𝐚𝐮𝐭𝐫𝐞
𝐂𝐞 𝐪𝐮𝐞 𝐥'𝐨𝐧 𝐞𝐬𝐭 𝐥'𝐮𝐧𝐞 𝐩𝐨𝐮𝐫 𝐥'𝐚𝐮𝐭𝐫𝐞
𝐂̧𝐚 𝐛𝐫𝐢𝐥𝐥𝐞
Tu amigo, tu pedazo de roca
Lo que somos el uno para el otro
Lo que somos el uno para el otro
Eso brilla
Y el alma, inquieta y dolorida.
Carretera y Zaz.
Animo y suerte.

martes, 24 de mayo de 2022

Camino a Ítaca (XVII)



"... 𝑒𝑛𝑣𝑒𝑗𝑒𝑐𝑒𝑟 𝑐𝑜𝑛𝑡𝑖𝑔𝑜 𝑒𝑛 𝑒𝑠𝑡𝑎 𝑐𝑎𝑠𝑎,
𝑒𝑛 𝑒𝑠𝑡𝑎 𝘩𝑎𝑏𝑖𝑡𝑎𝑐𝑖𝑜́𝑛, 𝑒𝑛 𝑒𝑠𝑡𝑒 𝑏𝑒𝑠𝑜."
He retomado mis lecturas de Luis García Montero. Lo alternaré con Eduardo Galeano, para compensar.
Repaso a las noticias.
Se supone que hoy llegan más cajas y material para embalar.
Sigo viendo esa fachada amarilla.
Lastima, en la puerta había un magnolio pero ya no está. Plantar uno nuevo sería buena idea.
Arriba, cerca de la cornisa, una línea azul. Puede que sea azulejo.
Ventana, puerta, ventana y puerta de los muertos. Pura Gandaresa.
Es el número 22 de la Calle Estrecha, muy cerca del lago. Me gusta, me llama.
El techo no creo que soporte una lluvia más. Habrá que ir a verla, hablar de nuevo con el arquitecto y valorar la posibilidad de restaurar o directamente, derruir.
Mientras, en la primera etapa, cambio de carpintería, retirar el gotelé, arreglar el baño y rehacer la instalación de luz. Ya queda menos. Tengo ganas y no poco vértigo.
Hay más de 50 cajas preparadas. Y las que quedan.
La mesa del salón irá al estudio. El armario chino, las vitrinas de la terraza cubierta, los sofás y el horno de vapor, están en la lista.
Tic, tac, tic, tac. Cuatro meses y nos vamos. No hay marcha atrás.
En la parte alta, hay unos pequeños agujeros rectangulares. Es por donde la casa respira.
Y el sol ya ha salido.
Cuando amanezca allí, en Ítaca, la fachada recibirá su primer saludo. Por la tarde, la puerta grande, que da acceso al patio nos llevará a su despedida.
Lo importante no es el destino ¿verdad?
𝐶𝑎𝑚𝑖𝑛𝑜 𝑑𝑖𝑒𝑧 𝑝𝑎𝑠𝑜𝑠
𝑌 𝑒𝑙 𝘩𝑜𝑟𝑖𝑧𝑜𝑛𝑡𝑒 𝑠𝑒 𝑐𝑜𝑟𝑟𝑒
𝑑𝑖𝑒𝑧 𝑝𝑎𝑠𝑜𝑠 𝑚𝑎́𝑠 𝑎𝑙𝑙𝑎́.
𝑃𝑜𝑟 𝑚𝑢𝑐𝘩𝑜 𝑞𝑢𝑒 𝑦𝑜 𝑐𝑎𝑚𝑖𝑛𝑒
𝑁𝑢𝑛𝑐𝑎 𝑙𝑎 𝑎𝑙𝑐𝑎𝑛𝑧𝑎𝑟𝑒́.
¿𝑃𝑎𝑟𝑎 𝑞𝑢𝑒́ 𝑠𝑖𝑟𝑣𝑒 𝑙𝑎 𝑢𝑡𝑜𝑝𝑖́𝑎?
𝑃𝑎𝑟𝑎 𝑒𝑠𝑜 𝑠𝑖𝑟𝑣𝑒.
𝑃𝑎𝑟𝑎 𝑠𝑒𝑔𝑢𝑖𝑟 𝑐𝑎𝑚𝑖𝑛𝑎𝑛𝑑𝑜.
Un paso más.
*Fragmento de "Tienda de muebles" - Luis García Montero
*Fragmento de "Utopía" - Eduardo Galeano

domingo, 22 de mayo de 2022

Marrones



¡Que calor!
Isi, que está pasando el fin de semana en casa, entra y sale de la terraza a cada poco.
Los campos al otro lado de la autovía están verdes, muy verdes.
Mi vecino, hace ejercicios dentro de casa. Hace días que no lo veo preparando la maratón de terraza.
Lo tengo pendiente. Volver al ejercicio. Hay que bajar barriga y, al menos, sentirme más ágil.
Mi mesa, ahora, parece mucho más ordenada de lo habitual. Claro, todo lo que la rodea es puro sin dios.
He hecho el pedido de cajas, cinta de embalar y plástico de burbujas. La semana que viene comenzamos con lo frágil.
Nada, que no. Que lo del emérito me parece una vergüenza. Y, no lo suyo, sino lo de los descerebrados que lo vitorean y aplauden.
Pero ¿estamos tontos?.
Pregunta retórica y mal hecha. No estamos, somos.
Lo de Villarejo, brutal. El empadronamiento de Macarena ¡haummm!. El iva menstrual. La guerra. Joe, ese señor, en Corea para liarla mejor.
Se me pone una mala milk que ni te cuento.
Quejarse, quejarse de todo y de todos, pero partirse las manos aplaudiendo al bribón.
Y el problema no es de maleantes, políticos, embusteros y buscavidas, sino de quienes les creen, los ensalzan y los idealizan en un mundo paralelo.
Da igual si no llego a fin de mes, da igual si las injusticias crecen y los derechos se reducen.
Aplaudo, aplaudo como el masoquista que llevo dentro. Me encanta sufrir.
Pero vamos, no pretendo salvar a nadie, ni convencerle de que la vida debería ser otra cosa.
Libertad y cervezas. Ahora somos más libres, hemos conseguido que lo importante, pierda valor y que el día a día, sea una pelea de motivos dejando a un lado los valores.
Me reitero, no me gusta. No soy, ni de los míos.
Y para rematar, he creído que leyendo a Franco "Bifo" Berardi, me sentiría reconfortado o anularía mi pensamiento, o conseguiría entender. Pues no.
Isi, mete su hocico bajo mi brazo. Quiere salir.
78, 79, 80... Contar hasta 100. Respirar, inspirar y repetir el mantra:
- Que le den.
- Que le den.
- Que le den.
Salir a un día esplendido, luminoso, lleno de oportunidades, lleno de "marrones".
¡Vamos!
Animo y suerte.

sábado, 21 de mayo de 2022

Lágrimas en la lluvia



El cantante de Metallica se derrumba en el escenario:
“...soy un hombre viejo, ya no puedo tocar más”
Brad Pitt, desvela que se siente viejo.
James Hetfield, cumplirá 59 años en agosto. Brad, los cumplirá en diciembre.
Quien lo diría ¿no?.
Yo, cumpliré 62 en septiembre.
¿Me siento viejo?
No creo que ninguno de ellos, ni yo, nos sintamos viejos.
Cansado de hacer las mismas cosas, tal vez. Con el deseo de hacer otras, cambiar, pero sin obligación. Procrastinando cuando me apetezca. Dejando para mañana, para pasado o para otro día sin determinar, algo que en otro momento de mi vida hubiera puesto en prioridad.
Tengo menos paciencia con aquellos que creen controlar su vida.
Me canso antes. Al cuarto gin-tonic mi escala de valores cambia y me es mucho más fácil definir que es el aburrimiento.
Con menos tiempo para los miedosos, para los que buscan la seguridad de repetir mañana lo que ocurrió hoy. El miedo es gratis, cada cual toma la cantidad que quiere.
Cada día admiro, envidio más, a aquellos que se lanzan al vacío con la idea de volar. Incluso sin alas.
Peleando por sus sueños, por alcanzar metas. Por superar batallas, que les permitan afrontar otras, mañana.
"¿Que ocurrirá si me pasa algo?". Lo que a todos. Llegaras solo al otro lado.
Sentirse viejo, cansado. Comenzar a notar pérdidas, en la vista, en el oído, en el olfato y en el gusto. La aparición de arrugas. Una memoria fluctuante, la alteración del sueño, el cabello, las uñas, el colesterol, la hipertensión, la depresión, el deseo sexual, el dolor en las articulaciones, las variaciones de peso...
Los telómeros, los radicales libres y el estrés oxidativo, tienen mucho que ver en la aparición de todos estos síntomas de la vejez. Algunos, ya han llegado. Otros, llegarán.
Roy Batty, el replicante de Blade Runner, ¿recuerdas?.
"Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir."
Todo se perderá en el tiempo.
Una imagen bellísima. Lágrimas en la lluvia, así se perderá todo.
Pero mientras eso llega, que llegará, James Hetfield, sigue con su gira por Hispanoamérica, Brad Pitt continúa con su interminable divorcio de Angelina Jolie. Y yo, continuaré escribiendo, tomando café y disfrutando de mis viajes más allá de Orión, de los rayos-C, de la buena gente, de la gente buena. Sabiendo que un día, todo se perderá en el tiempo.
Aprovecha, ese momento llegará.
Animo y suerte.
*Nos vemos en la Feria del Libro de Madrid.
27 de mayo de 2022. Caseta 301 - 17:30 - 21:30