sábado, 10 de abril de 2021

Gonzalo



Llevo mucho retraso de lectura. Una pila de libros por empezar.
El último ha sido "El silencio" de Don DeLillo.
Tengo a medias "Poesía completa" de Idea Vilariño. Me quedé en la página 177.
Adiós. Salgo como de un traje
estrecho y delicado
difícilmente
un pie
después despacio
el otro.
Salgo como de bajo
un derrumbe
arrastrándome
sorda al dolor
deshecha la piel
y sin ayuda.
Salgo penosamente
al fin
de ese pasado
de ese arduo aprendizaje
de esa agónica vida.
Hace un rato he empezado "La ciencia de la amabilidad", de Rebeca Yanke.
Si he de ser sincero, me ha sorprendido la introducción "Curriculum viral".
Ha habido imágenes que no esperaba.
"Sábana llena de rojos", hablando de los asesinatos de ETA en el País Vasco. Muerte.
Una introducción a la muerte, de una forma amable, casi cotidiana. Su hermano, Gonzalo, asumiendo, que la muerte acostumbraba a acompañar a una mudanza. Para descubrir que la muerte no se acaba nunca.
Reniega de hablar de ella o sobre ella, pero en esta introducción recorre su vida, con muertes incluidas, para llegar a la justicia, a la valentía, a la aventura.
Y hasta ahí, puedo/quiero leer.
Me ha recordado la ultima frase de mi reflexión de esta misma mañana, al hilo del bolero de Armando Manzanero.
"Si, seguramente esta tarde lloverá y no estarás tú"
Durante la comida, me han preguntado por ese "tú".
¿Quién es ese tú?
Hay muchas formas de morir, y como le pasó a Gonzalo (el hermano de Rebeca) es solo cuestión de tiempo o de muertos, descubrir que la muerte no se acaba nunca.
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 (Ya disponible 2ª edición)
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (14,25 €)
𝗣𝗮𝗰𝗸
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 + 𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀+ 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼 𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (25 €)
Puedes contactar conmigo y realizar la compra por BIZUM o transferencia. o en la web.

12000 pasos más


Pensaba salir, pero el cielo apunta lluvia y no era cuestión de volver empapado.
Salgo por la puerta de la terraza cubierta. Uno, dos.
A la izquierda el banco de teca y algunos palets que, en unos días, protegerán a las plantas de la curiosidad de Isi.
Dejo a la derecha el olivo y la palmera de tres cabezas que Filomena asesino. Más palets. La sombrilla. Cinco, seis, siete.
A la izquierda, el carrito del aloe. A la derecha la barbacoa y un poco más adelante el baúl que le sirve a Isi de atalaya.
Tengo que revisarlo. Sigue habiendo dentro juguetes de las crías, de cuando eran eso, crías.
Muchos amaneceres, Isi sobre el baúl, a mi espalda y yo con lágrimas como puños, por tanta grandeza.
Giro a la derecha. Dieciséis, diecisiete, dieciocho.
Los sillones de mimbre. Están destrozados, pero me siguen pareciendo entrañables, acogedores y son mi refugio al mediodía, cuando el sol esta alto y la copa de vino es imprescindible.
La mesa. Esquivo por la izquierda. Veinticinco, veintiséis, veintisiete.
El césped artificial lo tengo que recoger. Debe estar mojado de la última lluvia.
Doy un sorbo al café que llevo en la mano y dejo la taza sobre el poyete.
Esquivo la mesa, los sillones.
La radio habla de películas. Tesis. Cine español. Un estudio sobre el consumo de alcohol.
Hoy no amanecerá de forma explosiva. Será la lucha en tre la bruma, las nubes y la luz.
Enfermeras atacadas por la ansiedad, por el miedo.
Enfermedades como el Parkinson, que cambian vidas.
Al fondo, la puerta de la terraza cubierta. Las plantas más débiles, las que quedaron después del temporal, me miran con hojas de frío y verde intenso.
Una vuelta más.
Ahora suenan boleros.
Esperare
A que sientas lo mismo que yo
A que la luna la mires del mismo color
Esperare
Que adivines mis versos de amor
A que en mis brazos encuentres calor.
Esperare
A que vayas por donde yo voy
A que tu alma me des como yo te la doy
Entra un mensaje y tengo la imagen de un grifo que gotea. De esa gota que titila justo en el borde. Y le pongo sonido, como otras miles de veces. Sonrío. La gota cae y otra ocupa su lugar, infinito.
Isi acaba de aparecer. Viene dando saltos y me da los buenos días. Su rabito es un látigo juguetón que tiene voz.
- Hola, hola. ¿Jugamos? ¿Salimos? ¿Tengo chuche?
Alguien se ha dejado ropa en el tendedor. La recogeré después, seguro que acaba empapada con la lluvia.
Las voces de la radio se mezclan con los ladridos de saludo de Isi a otros perros que pasan por la calle. Y en ese barullo, el día empieza.
Esta tarde vi llover, vi gente correr
Y no estabas tú
La otra noche vi brillar un lucero azul
Y no estabas tú
La otra tarde vi que un ave enamorada
Daba besos a su amor ilusionada
Y no estabas.
Si, seguramente esta tarde lloverá y no estarás tú.
Doce mil pasos más.
Animo y suerte.
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 (Ya disponible 2ª edición)
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (14,25 €)
𝗣𝗮𝗰𝗸
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 + 𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀+ 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼 𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (25 €)
Puedes contactar conmigo y realizar la compra por BIZUM o transferencia. o en la web.

jueves, 8 de abril de 2021

Nacer, crecer y...



¿Cuántas veces te lo tengo que decir?
El problema, no son ellos.
El problema, no es que busquen la confrontación.
¿Tu sabías que Santiago #ycierraEspaña hacía un mitin en ValleKas?
Yo, no. Cero interés en ese personaje y en toda su banda.
Un acto para provocar y va... y provocan.
Si no tuvieran seguidores, si no tuvieran votos, no existiría esa provocación.
Herrera y sus chorradas (mira, bonito nombre para un programa de radio), otro que va de lo mismo, con los obispos en manada.
Que te lo tengo dicho. El problema no son las mentiras, sino quien se las cree.
Otra cosa es el engaño.
Soy el primero en sentir el instinto ¿asesino? cuando me engañan.
No, no hay vacuna para esto.
Se siguen llenando la boca diciendo que los ciudadanos no pueden vivir con incertidumbre. Que hay que contarles la "verdad". Que ya está bien de promesas.
¿Te imaginas?
Tener certidumbre, conocer la verdad.
No se yo si seríamos capaces de vivir con ese peso, aunque, nacemos, crecemos (mejor o peor), nos reproducimos (mucho, poco o nada) y morimos; ¿Qué otra certeza necesitamos? ¿Qué verdad?.
Lo sabemos, somos conscientes de ello, y aun así actuamos como si la vida, la nuestra, fuera eterna.
Y en todo ese camino ¿que?.
Estudiar, trabajar, ser alguien de provecho, seguir las convenciones, preocuparte por los demás, ser más alto, ser más delgado, enamorarse, odiar, reír, llorar, prestar ayuda, pedir ayuda, ir al psicólogo, a la mili (el que fue), vacunarte, conducir un coche, un barco, un avión, plantar un árbol, escribir un libro (o dos, o tres), cocinar, dormir, follar, hacer el amor, pasear, hacer ejercicio, no hacer nada, ver la tele, ir al cine, leer, soñar, pintar, dibujar ¿sigo?...
Vale. Tirar adoquines en las manifestaciones, votar, no votar, ser de Vox, ser tu mismo, ser de Albacete, ser Consejero de Educación de la Comunidad de Murcia.
Con la de cosas que tenemos por hacer y queremos saber la verdad, tener certidumbre.
Pues eso, nacemos, crecemos y nos morimos. Todos.
Aprovecha, que esto se acaba.
Por cierto ¿Qué fue antes: el huevo o la gallina?
Animo y suerte
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 (Ya disponible 2ª edición)
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (14,25 €)
𝗣𝗮𝗰𝗸
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 + 𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀+ 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼 𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 (25 €)
Puedes contactar conmigo y realizar la compra por BIZUM o transferencia. o en la web.

 

miércoles, 7 de abril de 2021

Recuerdos, olvidos y Babá al ron



Hoy me ha dado el vómito con las noticias.
Hace sol, pero un aire fresquito y molesto me recuerda que no, que no es día de pasearme en pantalón corto.
Veo recuerdos que el "cara libro" me trae. Hoy, muchos de ellos, los querría llamar "olvidos" por no llamarlos errores.
El peso del alma. El del cerebro.
Panes de patata y bacon. Muchos culos, tantos como opiniones. Mucha mierda.
Bizcochos de coco.
Ignorancia, desconocimiento. Izquierda, derecha. Listos, listillos y estúpidos.
Gente buena y buena gente. Panes de agua, pisto blanco, champiñones en salsa americana.
Tal vez esté equivocado, y "el problema no es la ignorancia, sino que sabemos demasiadas cosas que no son verdad", como dijo Josh Billings.
Pan Serbio. Almas encogidas. Abrazos inexistentes.
Contar gente, para que nada de lo que pase sea malo. Salir de casa con el pie derecho.
Pave brasileño. Amigas en la cocina.
Olvido, olvido, olvido, olvido, olvido, olvido, olvido, olvido, olvido, olvido, olvido, olvido, olvido, olvido.
Gracias "cara libro" por recordar mis olvidos.
Y si no cometiéramos errores ¿Qué olvidaríamos?

“Nos pasamos la vida buscándole el sentido para que te acaben preguntando donde quieres que entierren tus huesos”.
(De la película: Wish I was here)

"A hombros o en un carrito lleno de flores llegamos.
Con cínicas alabanzas nos despiden
pero ya no nos importa, porque ya no escuchamos.
Mas os decimos con esperanza que al final de este viaje os esperamos"
(Lapida de la tumba más famosa del cementerio de Ávila)

Pues eso. Recuerdos. Olvidos.
Animo y suerte.

Imagen: Babá al ron. Lo tengo que repetir. Esta misma semana.
Por si quieres hacerlo:
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 (Ya disponible 2ª edición)
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 𝘆 𝗴𝗮𝘀𝘁𝗼𝘀 𝗱𝗲 𝗲𝗻𝘃𝗶́𝗼 𝗴𝗿𝗮𝘁𝗶𝘀 (14,25 €)
𝗣𝗮𝗰𝗸
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 + 𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀+ 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼 𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 𝘆 𝗴𝗮𝘀𝘁𝗼𝘀 𝗱𝗲 𝗲𝗻𝘃𝗶́𝗼 𝗴𝗿𝗮𝘁𝗶𝘀 (25 €)
Puedes contactar conmigo y realizar la compra por BIZUM o transferencia. o en la web.

 

martes, 6 de abril de 2021

Solo un trino


Ayer visité a mi "Ángel de la guarda".
Contractura en el trapecio que afectaba a las cervicales. Si a eso le añadimos las hernias de disco y sus protusiones junto con la artrosis y la artritis, nos dan una situación un tanto incómoda.
Semana Santa, de dolor y pasión. Ibuprofenos a cascoporro.
Cuando ya creía que Ángel había terminado salí del error con varias punciones secas.
¡Que alegría! ¡Que alboroto!
No ha sido una noche especialmente tranquila.
A las 4:30 las secuelas de la paliza duelen.
He terminado "El silencio" de Don DeLillo.
¿Puede haber situaciones peores que la que vivimos?
Un apagón tecnológico mundial. Aviones que fallan en vuelo y la humanidad se sume en la oscuridad. No hay conexión, no hay señal. Solo la reflexión, la sospecha.
El frigorífico, no funciona. El teléfono, no da tono. la pantalla de la televisión o del ordenador, están en negro.
Gente corriente a la deriva. No hay muertos, puede parecer una situación menor. Poco más de 100 páginas que, hoy, nos parecen posibles. ¿Qué vendrá después de ese silencio?
Mirlo, incansable, charla con sus amigo en la terraza. Solo he entreabierto una de las hojas del ventanal.
Recuerdo aquel silencio atronador de hace un año. Los automóviles y sus luces en la autovía compiten con la conversación de pájaros y pierden.
Voy a la cocina a por otro café, hasta allí llegan los trinos.
Hablan de banalidades, de humanos, de árboles y del aire. Hablan de la primavera, de lo rara que viene. No me atrevo a interrumpir.
Mirlo, desde la cornisa del edificio de enfrente hace un movimiento de cabeza a modo de saludo.
Me pregunta por la depresión, por la ansiedad, por el desconcierto. Sus amigos quedan expectantes por mi respuesta.
- Estoy bien. Dolorido. Los huesos no me acompañan.
Mirlo bromea con mi edad y hace un chascarrillo que toda la bandada ríe.
Como decía Bauman: "El futuro es un escenario lleno de pesadillas".
Que fácil es romper el silencio. Solo con un trino, incluso en la oscuridad.
Animo y suerte.
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 (Ya disponible 2ª edición)
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝗺𝗮́𝘀 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 𝘆 𝗴𝗮𝘀𝘁𝗼𝘀 𝗱𝗲 𝗲𝗻𝘃𝗶́𝗼 𝗴𝗿𝗮𝘁𝗶𝘀 (14,25 €)
𝗣𝗮𝗰𝗸
𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀 𝘆 𝟮𝟬𝟬𝟬 𝗽𝗮𝗿𝗮𝗰𝗲𝘁𝗮𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀 + 𝟭𝟬𝟬 𝗰𝗮𝗳𝗲́𝘀+ 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗽𝘂𝘁𝗼 𝘃𝗶𝗿𝘂𝘀
𝙑𝙀𝙉𝙏𝘼 - 𝟱% 𝗱𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗰𝘂𝗲𝗻𝘁𝗼 𝘆 𝗴𝗮𝘀𝘁𝗼𝘀 𝗱𝗲 𝗲𝗻𝘃𝗶́𝗼 𝗴𝗿𝗮𝘁𝗶𝘀 (25 €)
Puedes contactar conmigo y realizar la compra por BIZUM o transferencia. o en la web.